Comerciantes de Encarnación esperan soluciones de fondo para el sector

ENCARNACIÓN. Comerciantes y empleados de comercio de esta ciudad realizaron una marcha por las calles del circuito y resolvieron montar un puesto de vigilia en el acceso al puente internacional a la espera de que los senadores aprueben una ley de subsidio económico para el sector, que ya cuenta con media sanción de Diputados. El proyecto prevé G. 3.000.000 para los comerciantes, y G. 500.000 para los trabajadores, en ambos casos por tres meses.

Los comerciantes encarnacenos se movilizaron una vez más para exigir subsidio del Estado.
Los comerciantes encarnacenos se movilizaron una vez más para exigir subsidio del Estado.Juan Roa, ABC Color

2Este es apenas un paliativo ante la crisis, necesitamos que desde el gobierno se encaren políticas públicas que ayuden a redireccionar la economía, no podemos vivir pendientes de los turistas argentinos, lo que está ocurriendo ahora es una prueba muy clara, desde que se cerró el puente el comercio en el circuito está muerto”, señaló Irene Fernández, presidente de la Asociación de empleados de comercio.

La trabajadora señaló que esta crisis que se vive con la pandemia demuestra la fragilidad del sistema, donde la falta de trabajo es la condicionante. Necesitamos que desde el gobierno se encaren políticas de generación de empleos, afirmó Fernández.

Un nutrido grupo de comerciantes y empleados se concentraron frente a las oficinas de la entidad binacional Yacyreta (EBY) en el barrio Buena Vista, y desde ahí marcharon por el centro comercial del nuevo circuito, instando a los demás propietarios de comercios a que se sumen a la manifestación.

Esta es una lucha de todos, y necesitamos el esfuerzo de todos para demostrar a las autoridades que estamos unidos y firmes, sostuvo Noemí Sandoval, presidenta de una coordinadora de comerciantes del nuevo circuito comercial, ubicado en cercanías al puente internacional.

El subsidio exigido deberá cubrir a unos 750 comercios formales, que están debidamente registrados y tienen RUC, y a unos 1.500 empleados de comercio que perdieron total o parcialmente sus fuentes de ocupación.

A estos se suman reclamos de los denominados trabajadores informales de frontera, que nuclea a mototaxistas, vendedores ambulantes, vendedores de frontera o “paseros”, taxistas, entre otros, que suman unas 2.200 personas.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05