Argentina revive la planta de uranio en Formosa

El gobierno argentino de Alberto Fernández asignó los fondos para la terminación de obras de la futura planta de uranio en Formosa, el combustible de las centrales nucleares. La factoría asentada a solo 20 km. de Paraguay fue cuestionada por la peligrosidad para la población.

La planta de uranio está instalada a 16   
kilómetros de la ciudad de   
Formosa.
La planta de uranio está instalada a 16 kilómetros de la ciudad de Formosa.Archivo, ABC Color

El gobierno de Alberto Fernández aprobó los fondos necesarios para la terminación de las obras de construcción de la futura planta de uranio en Formosa (produce el combustible para las centrales nucleares), provincia argentina vecina a Paraguay.

La obra, asentada a 16 kilómetros de la ciudad de Formosa y a 20 kilómetros de Paraguay, tiene más de dos años de atraso. Debía culminar en el 2018. En su momento, el emprendimiento generó rechazo en los propios formoseños y en las vecinas localidades paraguayas de Alberdi y Pilar. El cuestionamiento es el peligro latente para la salud y el medioambiente.

El entonces gobierno de Horacio Cartes (2013-2018) había solicitado en varias ocasiones informaciones sobre la obra construida en un predio de 574 hectáreas en la provincia de Formosa, camino a la ciudad de Pirané por la ruta Nº 81.

En un artículo firmado por el periodista Diego Marconetti del diario La Voz del vecino país, señala que el Ministerio de Economía de la Argentina aprobó los

planes de acción y presupuesto 2021 para las empresas estatales con sede en Córdoba, entre ellas Dioxitek, que elabora dióxido de uranio.

La nueva planta prevé recibir el uranio natural y convertirlo en dióxido de uranio. Ese material luego se envía a la localidad de Ezeiza, provincia de Buenos Aires, para la elaboración del combustible para las centrales nucleares argentinas.

La contratación de la obra se realizó a través de la licitación pública para una primera etapa de obra civil con un monto de unos US$ 15 millones. La empresa adjudicataria es Stornini SA.

Obra parada

Fuentes informaron a La Voz que el objetivo de la empresa es terminar la planta de Formosa, para lo que está previsto invertir 1.240 millones de pesos en la construcción, en la mano de obra y en equipamiento tecnológico.

En 2019, el Estado argentino volvió a pedir una prórroga por dos años para finalizar las instalaciones en el nordeste argentino. La Voz refiere que ese nuevo plazo vence este año, y en la administración de Fernández aspiran a concluir la nueva planta en Formosa.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD