Exigen justicia para el conductor de Uber baleado

Familiares y choferes de Uber exigen justicia para Andrés Aníbal Leguizamón conductor de la aplicación quien fue baleado por un oficial de la Policía Nacional. Solicitan a las autoridades de que se hagan cargo de los gastos hospitalarios del joven ya que fue un miembro de las fuerzas del orden quien lo agredió. Además, anunciaron una caravana en repudio a la inseguridad de la que son víctimas constantemente.

Familiares y conductores de Uber exigen justicia para el conductor de la aplicación baleado por policías.
Familiares y conductores de Uber exigen justicia para el conductor de la aplicación baleado por policías.

Andrés Aníbal Leguizamón, joven quien fue asaltado y baleado por dos hombres –siendo uno de ellos oficial de la Policía– se encuentra en grave estado en el Hospital del Trauma. Sus familiares y compañeros de la aplicación Uber, de la que es conductor, exigen a las autoridades que se haga justicia y que la Policía Nacional se responsabilice de los gastos médicos del joven.

Hugo Leguizamón, hermano de la víctima, contó a ABC TV que actualmente esperan el resultado de una tomografía que recién hoy será realizada y que el caso es muy serio. “La bala sigue en su cabeza y va a permanecer ahí. A mi hermano no es que le asaltaron, a él le secuestraron, le quisieron matar, le pusieron como perro en un yuyal (sic). Le tiraron ahí”, denunció.

Pidió a las autoridades que se hagan responsables de lo ocurrido. “Ellos son los responsables, ellos tienen que dar la cara”, aseveró el hermano de la víctima. Mencionó que hasta el momento ninguna autoridad se acercó a la familia para interiorizarse sobre el caso.

Por su parte, Javier Riveros, colega del afectado, anunció que varios conductores de la aplicación Uber realizarán una caravana este viernes a las 17:00 hasta la Comandancia de la Policía, en repudio a la inseguridad de la que constantemente son víctimas y para exigir que las autoridades policiales se encarguen de velar por la seguridad de los trabajadores.

Denunció que en tan solo una semana se registraron más de tres hechos de violencia contra los conductores. “Lo mínimo que podemos hacer es una manifestación. Lo más grave que pasó es de lo que fue víctima este compañero”, señaló.

“Esto (asaltos a conductores de Uber) ya es casi una rutina para los ladrones”, enfatizó Ramírez.

Igualmente, manifestaron que pedirán al Ministerio Público el cambio de la carátula de la investigación del caso que hasta ahora es por “robo agravado”. Piden que sea considerado como “homicidio doloso en grado de tentativa” puesto que el joven fue baleado.

El pasado viernes, dos hombres solicitaron el servicio de Uber al que acudió Leguizamón. En San Lorenzo, los supuestos delincuentes lo amenazaron a punta de pistola y tomaron el control del vehículo. Posteriormente, los asaltantes le dispararon en el cuello y lo dejaron tirado en una zona boscosa en Nueva Colombia.

El presunto “polibandi” fue identificado como Luis Miguel Giménez, y su cómplice, como José Luis Olmedo. Ambos fueron aprehendidos ayer domingo por agentes de la Policía Nacional.

Nota relacionada: Cae policía sospechoso de participar en robo y lesión grave a chofer de Uber

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD