Salpicada por sumarios y sin concurso, la hija de Mónica Seifart casi triplica su sueldo desde asunción de Marito

La hija de Mónica Seifart, una de las mujeres más influyentes del Poder Ejecutivo, vio crecer sus oportunidades en el Poder Judicial tras la llegada de Mario Abdo a la Presidencia. En dos años y medio casi triplicó el salario que recibía en la Corte Suprema de Justicia sin concurso alguno y salpicada por varios sumarios por ausencias injustificadas y llegadas tardías.

Ximena María Martínez Seifart.
Ximena María Martínez Seifart.Facebook Ximena María Martínez Seifart

Entre 2012 y 2013, Ximena María Martínez Seifart (31) no era muy dada a ir al trabajo o a llegar temprano a su puesto laboral. En ese entonces estaba comisionada desde el Poder Judicial al Consejo de la Magistratura, el mismo órgano del que hoy forma parte su mamá, Mónica Seifart de Martínez, integrante del primer anillo del presidente de la República, Mario Abdo.

Tema relacionado: Presidente designa nueva representante ante Consejo de la Magistratura

En esos dos años, la Corte Suprema de Justicia le abrió seis sumarios a Ximena por llegadas tardías y ausencias injustificadas a través de investigaciones de oficio, según muestra un documento oficial del Poder Judicial al que tuvo acceso ABC. Tuvo tantos sumarios abiertos que la Corte debió acumular algunos en un solo expediente para castigarla con leves multas pecuniarias.

Por ejemplo, en uno de los sumarios con número de expediente 758 abierto el 12 de marzo de 2013 se lee: “Sumario administrativo s/ presuntas llegadas tardías y ausencias injustificadas de los meses de febrero a junio de 2012”. Este proceso se cerró el 11 de diciembre de 2013 con una multa de cinco jornales mínimos.

Ximena, que en aquel entonces tenía 23 o 24 años, ganaba G. 6.198.040, según el portal de datos abiertos de la Función Pública. Es funcionaria de la Corte desde el 8 de octubre de 2008, a donde ingresó con solo 19 años. La misma situación de ausencias y llegadas tardías se repitió entre junio y octubre de 2012, de febrero a mayo de 2013 y de junio a diciembre de 2013. Prácticamente, la totalidad de 2012 y 2013.

De alguna forma, la entonces funcionaria del Poder Judicial comisionada al Consejo de la Magistratura logró zafar de todos los sumarios, ya que en el documento se puede leer que todos fueron “terminados”. Cabe recodar que Ximena, además de tener una madre actualmente bien ubicada en el Ejecutivo, es nieta del fallecido ex vicepresidente de la República Ángel Roberto Seifart, quien murió en julio de 2018.

Si a Mónica Seifart la suerte le sonrió con el nuevo Gobierno —en que primero estuvo como asesora jurídica del Presidente y ahora como representante del Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura y el de Enjuiciamiento de Magistrados— a su hija tampoco le vino mal la asunción de Marito como jefe de Estado.

Más plata desde 2018

La huella de los sumarios y de su “trabajo” en el Consejo de la Magistratura como comisionada del Poder Judicial con el rango de “técnico administrativo” y el salario de G. 6.198.040 desaparecieron en 2014. Desde febrero de 2015 pasó a convertirse en secretaria y su sueldo bajó a G. 5.926.885, poco menos de G. 200.000 en comparación al anterior.

Sin embargo, desde octubre de 2018, a solo dos meses de asumir el jefe de Estado y de haberse convertido su mamá en asesora jurídica de Presidencia, su espera para ganar más plata se acabó. De nada importó su historial ni sus sumarios por irresponsabilidad a la hora de su ascenso como relatora de la Corte. Ximena María celebró así sus 10 años en el Poder Judicial con un sueldo casi duplicado: G. 10.800.000.

Si usted piensa que a Ximena no le podía ir mejor, se equivoca. El 30 de enero del año pasado, poco antes de la pandemia y la cuarentena estricta, el Consejo de Superintendencia compuesto entonces por los ministros Eugenio Jiménez, Luis María Benítez Riera y Gladys Bareiro la ascendió como secretaria del Consejo de Superintendencia.

Y desde marzo, en plena pandemia en Paraguay, mientras algunos “pescaban” por los beneficios del programa Ñangarekó o Pytyvõ, Ximena estrenó su nuevo salario: nada menos que G. 17.249.563, siempre según los datos de la Secretaría de la Función Pública.

Dado que ABC había publicado el nombramiento de Ximena como secretaria de la Superintendencia haciéndose eco del malestar de los funcionarios que reprocharon la decisión, la Corte emitió un comunicado en el cual aseguró que eligieron a Martínez Seifart por considerarse “cargo de confianza”.

Ver más: Corte asciende a cuñada de Marito y a la hija de su asesora jurídica

Un detalle no menor es que las autoridades indicaron que Ximena no necesitaba hacer concurso para acceder al cargo porque está como “interina”, que en el Poder Judicial puede durar años, como ocurrió en varios casos.

Le puede interesar: Nombramientos se ajustan a normas, afirma la Corte

Sin duda alguna, Ximena tiene un ángel especial. Después de tantos años y con más dinero cabe preguntarse si es que ya asiste puntualmente –o si es que ya acude– a su puesto de trabajo como secretaria de este importante órgano judicial.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD