Mina Feliciángeli: “Este tipo no es un tipo, es una bestia”

La periodista Mina Feliciángeli, cuya hermana fue asesinada la semana pasada, dijo este martes que le quedaban “muchas dudas” en torno al homicidio, específicamente sobre por qué el supuesto autor, Matías Raúl Bilbao Fassardi, de 23 años, estaba libre a pesar de las varias órdenes de detención en su contra. También detalló que la víctima intentó defenderse antes de su deceso y pidió una mejor atención del Estado para el tratamiento de los drogadictos.

Matías Raúl Bilbao Fassardi
Matías Raúl Bilbao Fassardi, presunto asesino de Olga Feliciángeli.Archivo, ABC Color

Mina Feliciángeli conversó este martes con ABC sobre el homicidio de su hermana Olga, ocurrido el pasado jueves en un condominio ubicado en Santiviago casi Teniente Von Horoch, en Asunción.

La periodista dijo que no tuvo tiempo de interiorizarse sobre la investigación, ya que estaba guardando duelo por su hermana, pero recibió algunos detalles sobre el crimen. Agradeció a la Policía por haber aclarado rápidamente el hecho y dijo que le quedaban muchas dudas sobre por qué el presunto autor, Matías Raúl Bilbao Fassardi, seguía libre a pesar de tener varias causas abiertas.

Esta persona, que fue detenida el sábado pasado, salió de la cárcel de Tacumbú hace ocho meses y seguía cometiendo delitos. La Policía —a través del entonces jefe de la comisaría 19 metropolitana, Aníbal Gutiérrez— lo liberó el año pasado al hacer prevalecer una orden de Gustavo Amarilla mucho más leve en comparación con otras que pesaban sobre él.

Ver más: Bilbao Fassardi fue liberado el año pasado pese a que tenía orden de prisión por otra causa

“La Fiscalía y Policía hicieron un excelente trabajo. Me quedan muchas incógnitas, pero no estuve en eso (los detalles de la investigación) (…) Sabemos que hay policías buenos y hay policías descompuestos. Esto es terrible. A esos a los que les das las armas para que te cuiden son cómplices de los delincuentes. Es terrible”, dijo la comunicadora este martes.

Sobre el punto, dijo que muchos de estos delincuentes que merodean por las calles son “recaudadores” de los policías y dijo que algunos hasta quieren rehacer sus vidas y dejar de robar, pero son forzados por algunos uniformados.

“Todos los días hay dos o tres casos. Hoy este caso suena porque es la hermana de una persona pública, pero no se puede, hay que reflexionar y actuar (…) No debería estar libre, es un tipo peligroso para la sociedad. ¿Cuántos de estos están libres? Este tipo no es un tipo, es una bestia. Mi hermana le hubiera dado todo”, agregó.

Tema relacionado: El supuesto asesino de Feliciángeli estaba libre gracias a error policial

Mina Feliciángeli contó que su hermana Olga estaba durmiendo cuando ocurrió el homicidio e intentó defenderse. La recordó como una persona amable y alegre y rememoró un episodio en que una vez a su hermana le robaron su vehículo y desde Tacumbú uno de los ladrones del esquema intentó volver a venderle el auto robado. Sin embargo, según Mina, el delincuente le devolvió el vehículo sin haber recibido dinero alguno por la capacidad de negociación y el carisma que tenía la ahora víctima.

Le puede interesar: Libertad de Bilbao Fassardi fue “una falta grave” o corrupción

Sobre el presunto autor, que habría cometido el crimen drogado, lamentó que no haya una política de salud mental que apunte a la recuperación de estas personas. “El 80% de los robos con violencia, agravados, son de chicos menores de 26 años y el 75% son de adictos. Es triste que el Gobierno no haga nada por las adicciones. Hay pocos institutos de recuperación. Hoy ni siquiera podemos estar encerrados. Tenemos que ver qué se hace, nadie está seguro”, expresó, al tiempo de preguntarse: “¿Cuántos más de estos están en las calles?”.

“Quiero que se haga justicia, pero no solo con nosotros. Que se haga justicia en relación al hecho en sí de que hay gente violenta en las calles y no puede estar en las calles. Tienen que estar en el Neuropsiquiátrico o en la cárcel, no sueltos”, finalizó.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD