El hombre de los G. 500.000 millones

Chaco’i Industrial es propiedad de Claudio Escobar Brizuela o al menos es quien aparece como representante legal. La firma recibió el año pasado un contrato como miembro del Consorcio Douglas Renal para la provisión de equipos de hemodiálisis para el Instituto de Previsión Social. En esa oportunidad fue adjudicada junto a la firma Eurotec SA, propiedad de Justo Ferreira.

Según los documentos que conforman el proceso de licitación, tanto Eurotec como el Consorcio Douglas Renal proveerán a IPS equipos de hemodiálisis de una misma marca que, casualmente, es representada en Paraguay solo por Ferreira.

Ambas empresas ofrecieron equipos importados a nuestro país por la empresa Survycon SA (Survey & Control). Justo Ferreira también aparecía como accionista de Survycon junto con Gerardo Alvarenga Bonzi, hermano del concejal de Asunción José Alvarenga Bonzi; y a Fernando Benítez Pappalardo, primo del presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

Escobar Brizuela también aparece como representante de la firma de limpieza Cevima SA. Esta firma formó al menos cuatro consorcios junto a la empresa Renova SA, de Óscar Chamorro Lafarja, quien intentó desconocer a su socio y amenazó con acciones legales.

Las firmas de Escobar recibieron cerca de G. 500.000 millones en contratos con el Estado.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD