Renuncia el funcionario que confirmó reuniones de López Moreira en MOPC

El Arq. José Kronawetter, director de Obras del MOPC, quien confirmó la participación del cuñado de Marito en reuniones con el dueño de Engineering en el ministerio, presentó renuncia al cargo. ¿Fue castigado por revelar las conexiones de la “superproveedora” con la familia presidencial?

La pasarela “ñandutí” debía costar solo US$ 500.000 según expertos, pero MOPC terminará pagando US$ 2,1 millones a Engineering por la obra.
La pasarela “ñandutí” debía costar solo US$ 500.000 según expertos, pero MOPC terminará pagando US$ 2,1 millones a Engineering por la obra.

El director de Obras del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), arquitecto José Kronawetter, presentó en estos días su renuncia al cargo, luego de que el titular del MOPC, Arnoldo Wiens, haya ordenado una intervención a su dependencia y que lo haya desafectado de sus funciones. Así informaron ayer fuentes de la institución. El funcionario había confirmado en su momento que Jorge López Moreira, hermano de primera dama Silvana López Moreira y cuñado del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, participaba de reuniones que tuvieron lugar en la propia sede del ministerio, donde se abordaron temas referentes al criticado paso peatonal “ñandutí”, que está a cargo de la firma Engineering, conocida como la “superproveedora” de este Gobierno.

Kronawetter había manifestado que López Moreira participaba de estos encuentros como “conocido” del joven empresario Juan Andrés Campos Cervera, propietario de Engineering, y el cuñado de Marito incluso había admitido que es amigo de Campos Cervera. Jorge López Moreira sería el lobbista de Engineering, que durante este periodo gubernamental aumentó de forma sideral sus contratos con el Estado (más de 60 contratos por casi G. 300.000 millones). La empresa provee desde maquinarias, carros bomba, mobiliario escolar, construcciones y hasta se convirtió en proveedora de kits de protección en el marco del covid-19.

“Yo no lo voy a negar, Juan Andrés es amigo desde hace un tiempo, por cuestiones sociales y de otra índole”, había expresado a ABC López Moreira. Justamente, la firma de su amigo fue beneficiada por la cartera de Obras al otorgarle licitaciones para la instalación de alumbrados, mantenimiento de túneles y viaductos y lo más resaltante, sin tener experiencia, se encargará de la restauración el Palacio de Gobierno, uno de los edificios más emblemáticos del país.

Pero el contrato que tiene con esta cartera que más polémica causó es la construcción de la pasarela “ñandutí”, que no pudo haber costado más de US$ 500.000, según técnicos, pero el MOPC le pagará G. 14.521 millones (US$ 2,1 millones al cambio actual), luego de dos adendas que inflaron el precio de la obra en un 13,5%.

¿Chivo expiatorio?

Llama la atención la renuncia Kronawetter, justamente antes de que Obras Públicas concluya la “intervención” y “auditoría” que ordenó el ministro sobre la pasarela “ñandutí”. Según trascendió, el arquitecto alegó problemas de salud para dimitir, pero esto no fue confirmado y se sospecha que lo obligaron a renunciar, justamente por revelar las conexiones de la “superproveedora” con la familia presidencial. También se habla de que el arquitecto sería un “chivo expiatorio” de las autoridades de MOPC en el caso del cuestionado paso peatonal. ABC intentó ayer contactar con Kronawetter, pero no tuvo respuestas.

Irregularidades en la obra

La Contraloría y la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) ya concluyeron hace varias semanas las pesquisas sobre la cuestionada pasarela ñandutí y concluyeron que hubo serias irregularidades como direccionamiento y sobrecostos. La pasarela, que será inservible para los contribuyentes que la financian a través de sus impuestos, terminará costando US$ 2,1 millones, luego de adendas que autorizó el ministro Arnoldo Wiens. Actualmente, Engineering y el MOPC pidieron una reconsideración a la DNCP con la cual buscan cambiar el informe final.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD