Alegan “protección a la vida” para insistir con arresto domiciliario de involucrados en muerte de ciclista

La defensa de la pareja conformada por Nicolás Ríos Silguero y Petrona Valdez de Ríos, sindicada como responsable del accidente en el que murió arrollado el ciclista Óscar Rubén Martínez y al que omitieron auxiliar, apeló la orden de prisión preventiva que se dictó ayer. Al ser adultos mayores, los defensores alegan que la justicia debe “proteger la vida” y enviarlos a casa.

La pareja conformada por Nicolás Ríos Silguero y su esposa Petrona Valdez de Ríos, ya detenidos por la Policía en relación al caso del arrollamiento fatal de un ciclista.
La pareja conformada por Nicolás Ríos Silguero y su esposa Petrona Valdez de Ríos, ya detenidos por la Policía en relación al caso del arrollamiento fatal de un ciclista.ABC COLOR

“Creemos que las cuestiones procesales tiene que quedar atrás cuando la vida está en primer lugar. Ya hemos lamentado la pérdida en un accidente de un padre de familia, peor sería lamentar nuevamente una exposición al peligro a dos personas adultas mayores”. indicó el abogado Pedro Mendoza, que representa a la pareja procesada.

Hay que recordar que Rios Silguero y su esposa huyeron del lugar del accidente donde pereció Martínez el domingo pasado, y se mantuvieron en la clandestinidad como prófugos, hasta que fueron ubicados y detenidos en la vivienda de un familiar.

El abogado insistió en que a su criterio, los sospechosos debe garantizar el derecho a la vida, que ven en “riesgo” por la situación de la pandemia. “Nosotros entendemos que la pandemia va más allá de una cuestión procesal, la pandemia hoy nos hace pensar en los Tratados Internacionales, en Derechos Humanos y en la Constitución Nacional, en donde se debe preservar la vida”, sostuvo el abogado.

También apuntó contra la jueza Marcela Alejandra Mallorquín que dictó la prisión preventiva, afirmando que la responsabilizan directamente en el caso de que sus defendidos se contagien estando en prisión.

“Hemos metido por el sistema más de 30 informes médicos y laboratoriales y la jueza, como se dice, entre gallos y medianoche, ordena la prisión de estas personas, entonces hoy hemos apelado y la hemos responsabilizado a ella y a sus bienes en el caso de que puedan contraer el virus y afectar la salud de los mismos”, reprochó Mendoza.

Ya en relación a lo que consistirá un argumento para la defensa, el abogado adelantó que remarcarán que supuestamente sus defendidos estaban en estado de shock tras el percance, y por ello huyeron. Se le insistió sobre el porqué no se presentaron los días posteriores, debiendo ser buscados y detenidos por la Policía, ante lo cual el abogado se limitó a decir que informes psicológicos serán lo que definirían el estado de shock que refieren.