Empresario procesado descarta ser responsable de megacargamento de cocaína incautado en bolsas de carbón

Cristian Turrini, empresario y exdirector de Paraguay TV procesado por la megaincautación de 2.900 kilos de cocaína hallados en bolsas de carbón, descartó tener relación con el cargamento. Señaló que funcionaba como un “corredor” o “bróker”, pues -según indicó- solo se dedicaba a conseguir clientes en Europa y Medio Oriente para los productores paraguayos. En ese sentido, dio a entender que sería una organización criminal la responsable de la droga y la exportación de la misma. Agregó que la Fiscalía obtuvo una prórroga de 6 meses para presentar la acusación en su contra.

Panes de cocaína encontrados dentro de bolsas de carbón en contenedores incautados en el Puerto Terport, de Villeta.
Panes de cocaína encontrados dentro de bolsas de carbón en contenedores incautados en el Puerto Terport, de Villeta.Gentileza

En conversación con ABC Cardinal, uno de los procesados por la megaincautación de cocaína descartó que haya tenido relación con el cargamento.

Comentó que se involucró en la venta de carbón mediante sus hermanos, que se dedican al rubro desde los Estados Unidos. En ese sentido, se reunió con un productor paraguayo y empezó a gestionar la exportación, junto con otros productos, a otros países.

Lea más: Caso cocaína: Turrini irá preso a la Agrupación y asegura que solo fue “intermediario”

Con respecto a las acusaciones en su contra, Turrini refirió que solo se dedicaba a ser un “corredor” o “bróker”. Explicó que su función se limitaba a conseguir los clientes en Europa y el Medio Oriente para luego contactar con los vendedores paraguayos.

“Conseguía los clientes y, una vez que me hacían los pedidos, yo contactaba con los vendedores acá en Paraguay para que ellos proveyeran lo que se estaba solicitando. Me quedaba con la diferencia de precio. Era el corredor”, sostuvo.

Seguidamente, señaló que no alquiló ninguna empresa para el envío, como lo acusó el otro procesado Alberto Ayala Jacquet. Además, refirió que trabajaba con otras personas que se encargaban de conseguir a los exportadores, entre ellas mencionó a Andrés Fernández y Ariel Aquino.

“Las personas que me ayudaban a mí se encargaban de hacer todo: de llamar a la empresa exportadora, con la naviera, solicitaban los fletes para el traslado de los contenedores, de los estibadores y de hacer el despacho. (…) Todos éramos comisionistas”, mencionó.

Lea más: Policía abre más contenedores con carbón en busca de carga de cocaína

Igualmente, Turrini indicó que compraba el carbón ya empaquetado que provenía del Chaco, adonde –según aseguró- nunca acudió. Además, aseguró que utilizaba las bolsas “genéricas” que son usadas por las empresas del rubro, pese a que se lo acusó de producir sus propios envoltorios.

El empresario dio a entender que la responsable de la carga ilegal sería una organización criminal. No obstante, no quiso señalar a ninguna persona como dueña del cargamento y que pretendía exportar el mismo.

Además, no descartó que haya figuras influyentes de la política nacional que estén involucradas en su caso.

Al ser consultado por qué la investigación apunta a su persona, señaló que se da debido a que él era el encargado de conseguir los clientes en Europa. “Mi nombre saltó porque las personas con las que yo trabajaba, como yo era el nuevo, decían que yo que conseguía los clientes y por eso me apuntaron a mí”, sostuvo.

Lea más: Dueño de Carbosur afirma que Turrini “alquiló” empresa para envío de cocaína

El otro procesado por la megaincautación es el empresario Alberto Ayala Jacquet, dueño de la exportadora que tramitó el despacho de los contenedores llenos de carbón que incluían la cocaína. Turrini señaló que no lo conoce y que solo tenía contacto con el mismo por vía telefónica. Agregó que el también imputado fue el encargado de realizar los trámites ante los entes estatales para la exportación del carbón.

Con respecto a que se había negado a que un abogado asuma su defensa, el exdirector de Tv Pública mencionó que era un profesional de apellido Zapatini, con quien tuvo contacto a través de otro letrado que fue propuesto por su familia. Asimismo, indicó que el mismo le ofreció borrar evidencias halladas de un circuito cerrado, que fue rechazado por él.

Más de 2.900 kilos de cocaína fueron hallados el pasado 21 de octubre en contenedores que se encontraban en el Puerto Terport de Villeta. La droga estaba oculta dentro de bolsas de carbón que iban a ser enviadas a Europa.

Hasta el momento, la fiscal Elva Cáceres imputó solo al abogado Cristian Turrini y al empresario Alberto Ayala Jacquet.

Cuestionó a la Fiscalía

El exdirector de TV Pública cuestionó el actuar del Ministerio Público en la investigación, aunque indicó aún confía en la justicia y que los agentes estána realizando las diligencias con buena fe. Entre las críticas al proceso, señaló que se realizaron cruces de llamadas y que no se halló ningún elemento incriminatorio en su contra.

Asimismo, refirió que en su depósito -en el barrio Universo de Mariano Roque Alonso-, donde se presume que se cargó la droga entre los carbones, existía un sistema de circuito cerrado, que fue incautado por la Fiscalía en los allanamientos.

Lea más: Llamativo estancamiento de Fiscalía en caso de cocaína hallada en carbón

Una mesa metálica fue incautada en dicho local, que se presume que fue utilizada para el procesamiento de la droga, pues los agentes fiscales indicaron que se descubrieron rastros de la droga en la misma. Al respecto, Turrini cuestionó que este elemento fue hallado recién en la segunda intervención y llamativamente cuando se retiraron los abogados de su defensa.

Además, criticó que se le negó el peritaje que solicitó sobre la mesa – en la que indicó que podría hallarse huellas dactilares- y de las cámaras de circuito cerrado de la zona, en la que se pudo observar cómo se trasladó el elemento hasta el depósito. “Se le tenía que preguntar a la Fiscalía del porqué no se hizo el peritaje y a la jueza por qué rechazó mi pedido de que se sacasen las huellas dactilares porque en una mesa de metal se van a quedar por mucho tiempo”, declaró.

Otro punto señalado por el empresario como llamativo, por lo que solicitó que el Ministerio Público tenga en cuenta, es que “los contendedores salían de nuestros depósitos y deberían llegar al puerto en 1 o 2 horas a más, pero por qué llegan luego de 6 o 7 horas”. Además, refirió que se debe esclarecer por qué los contenedores permanecieron durante varios días en el puerto. “¿Qué pasó en esos 30 días? Se pudo haber contaminado allí”, mencionó. Cabe destacar que la Fiscalía aún solicitó la declaración de los choferes que trasladaron los contenedores.

El procesado comentó a ABC que la Fiscalía logró obtener una prórroga para la presentación de la acusación contra los procesados, cuyo plazo vencía mañana.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05