Dalia López encabeza la lista de los cinco más buscados del Paraguay

Con la recaptura del narcotraficante Jorge Teófilo Samudio González, alias Samura, y del asaltante Roque Jacinto González Almirón, alias Roque Pyguasu, el tablero de los cinco más buscados del Paraguay se modificó automáticamente, dejando ahora como la prófuga más importante de la República a la empresaria Dalia Angélica López Troche, la artífice del caso Ronaldinho.

Dalian Angélica López Troche.
Dalian Angélica López Troche.

Heredó el “trono” hace un mes

La empresaria Dalia Angélica López Troche, nacida el 14 de abril de 1970, tiene 51 años de edad y está imputada desde el 9 de marzo de 2020 por asociación criminal y producción mediata y uso de documentos públicos de contenido falso.

El considerada cabecilla del esquema que consiguió pasaportes falsos al astro del fútbol, Ronaldinho Gaúcho, y al hermano mayor de este, Roberto de Assis Moreira, quienes vinieron a Paraguay el año pasado para promocionar unos eventos impulsados por Dalia López, pero al final quedaron presos por cinco meses.

Según sospecha la Fiscalía, Dalia quiso munir de documentos paraguayos a los brasileños para usarlos posteriormente en el blanqueamiento de bienes obtenidos ilegalmente a partir de actividades relacionadas con el narcotráfico y el contrabando.

El pasado viernes circularon fotos de Dalia López en el cumpleaños de su sobrino político Daniel D’Ecclessis, en la zona de Cruce Los Pioneros, Chaco, pero el abogado de la mujer, Marcos Estigarribia, dijo que las imágenes son del año 2019.

La Policía incluso fue a verificar ayer el hotel donde supuestamente estuvo Dalia.

El letrado Estigarribia ratificó que Dalia no se va a entregar, porque no hay garantías procesales. Reclamó que la jueza Lici Sánchez no le quiere recibir un escrito de pedido de eximición de prisión de su cliente.

Dalia López heredó el trono en la nómina de los más buscados del país hace un mes, luego de la caída del narcotraficante Jorge Teófilo Samudio González, alias Samura, nacido el 28 de abril de 1972 y que actualmente tiene 49 años de edad.

Samura era el criminal más buscado del Paraguay desde el 11 de setiembre de 2019, cuando fue rescatado por un grupo tipo comando en la Costanera Norte de Asunción, hasta el 29 de marzo de este año, cuando fue recapturado en la ciudad de Sinop, estado de Mato Grosso, Brasil.

Samura está ahora a la espera de su extradición a Paraguay para seguir cumpliendo pena carcelaria, por la incautación de 370 kilos de cocaína en 2011 y por el asesinato del comisario Félix Ferrari, ocurrido durante su liberación.

De hecho, cuando cayó Samura en Brasil, el propio ministro del Interior Arnaldo Giuzzio dejó en claro la relevancia de Dalia López al escribir en su Twitter que “Debemos avanzar firmes en la detención de más buscados como Dalia y otros”.

Hace 16 años dirige el EPP

Osvaldo Daniel Villalba Ayala, alias Alexander, nacido el 21 de diciembre de 1982 y de 38 años de edad, es también otro de los más buscados del Paraguay, aunque en su caso figura en la “selecta” lista desde hace 16 años, cuando quedó como “comandante” del grupo terrorista Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Bajo su mando, el EPP lleva cometidos por lo menos 134 golpes, entre los que resaltan los asesinatos de 39 civiles, 18 policías y 11 militares.

Conste que en esta lista no están incluidos los secuestrados Edelio Morínigo (2014), Félix Urbieta (2016) y Óscar Denis (2020), quienes nunca más aparecieron.

Aunque Osvaldo Villalba es el líder del EPP, entre los terroristas más requeridos figuran además Manuel Cristaldo Mieres, Magna María Meza Martínez y Liliana Elizabeth Villalba Ayala, que conforman la cúpula del grupo.

Puja entre dos narcotraficantes

En la elección del narcotraficante más buscado del Paraguay sí hubo una “reñida” puja, ya que para la Policía es Felipe Escurra Rodríguez, alias Barón Escurra, nacido el 26 de mayo de 1977 y de 43 años actualmente. En tanto que para la Senad es Faustino Ramón Aguayo Cabañas, alias Patrón, nacido el 6 de setiembre de 1977 y también 43 años de edad.

Barón Escurra es ahora mismo el “gobernador” de Capitán Bado, desde donde envía grandes cargamentos de cocaína y marihuana al Brasil.

Solo policías y agentes especiales de Asunción se animan a buscarlo, aunque también tímidamente, ya que prácticamente todos los organismos de seguridad de la región fronteriza lo protegen descaradamente, a tal punto de que el narco se pasea tranquilamente por la zona y le avisan cada vez que va a haber un operativo en su contra.

Barón Escurra cayó preso en 2016, pero el juez Leonjino Benítez Caballero (después destituido) lo liberó en secreto al año siguiente, cuando regresó a Capitán Bado con escolta de los militares del destacamento local, como si fuera una gran autoridad.

Ramón Aguayo, por su lado, es el dueño de un cargamento global de tres toneladas de cocaína incautado por la Senad en operativos sucesivos en 2019, entre ellos el de 2 .190 kilos requisados el 6 de febrero de ese año en Yby Yaú.

La persecución a Aguayo derivó en el recordado operativo Dignidad de la Senad y la Fiscalía, en el que fueron capturados varios policías que supuestamente daban protección a la organización criminal en los departamentos de Concepción y Amambay.

A diferencia de Barón Escurra, Ramón Aguayo sí se mantiene con perfil bajo en la clandestinidad y no ostenta tanto poder ni se muestra tan desafiante como el primero.

El asaltante más escurridizo

Mauricio Paniagua Medina, nacido el 22 de setiembre de 1979, de 41 años de edad, es de nuevo el asaltante más “procurado” del país desde el 16 de abril pasado, cuando fue apresado en el Puente de la Amistad de Ciudad del Este el “célebre” Roque Jacinto González Almirón, alias Roque Pyguasu, nacido el 16 de agosto de 1972 y quien tiene ahora 48 años.

Roque Pyguasu había escapado del calabozo del departamento de Investigaciones de Central justo un mes antes, mientras estaba preso por una serie de asaltos.

El ahora asaltante más buscado, Mauricio Paniagua Medina, participó en la mayoría de los grandes asaltos a bancos, financieras, transportadores de caudales y cajeros automáticos en los últimos 10 años, pero siempre obtenía beneficios procesales.

Quedó como el atracador más “capo” del país luego de la captura de su jefe, Amado Ramón Benítez, materializada en 2016.

Por ejemplo, Mauricio fue identificado como el fusilero que mató a un guardia de la empresa Guardián SA, durante un asalto frente al banco Continental de Luque, en el año 2015.

El sicario matapolicías

En el “rubro” del sicariato, el objetivo más valioso de la Policía Nacional del Paraguay es Alcides Media Brítez, alias Kure, nacido el 30 de junio de 1992 y por ende de 28 años de edad.

Kure es, por ejemplo, el que en 2019 asesinó a tiros y luego quemó en su propio auto a dos paraguayos residentes en Argentina que vinieron a Horqueta para comprar cocaína.

El mismo sujeto, en 2016, ejecutó a dos policías de Investigaciones, en Villa Ygatimí, en un fallido operativo encubierto en el que los agentes pretendían comprar una carga de marihuana.

Aunque es oriundo de Canindeyú, últimamente Alcides Medina Brítez se manejaría entre Concepción y Amambay, donde halló refugio con lo que quedó de la organización criminal La Fittrma, que dirigía Jarvis Chimenes Pavão.

Áreas de influencia

- Dalia Angélica López Troche opera principalmente en el departamento de San Pedro.

- Osvaldo Villalba y el EPP se mueven entre Concepción, San Pedro y Amambay.

- Felipe Escurra Rodríguez maneja a su antojo la zona de Capitán Bado.

- Mauricio Paniagua Medina tiene su base de operaciones en Itakyry.

- Alcides Medina Brítez fue detectado últimamente entre Horqueta, Yby Yaú y Bella Vista Norte.