Bancos plantean que Paraguay requieren Ley con más “complementos” que la ahora debatida de Identidad electrónica

Desde la Asociación de Bancos del Paraguay (Asoban) insisten en que se apruebe la versión de Diputados del denominado proyecto de “Ley de Identidad Electrónica”, y se impongan estándares de seguridad elevados para todas las operaciones financieras. Sostienen que hay un “temor infundado” en que esto pueda implicar mayores costos para los usuarios y que comparado con Legislaciones similares como por ejemplo de Perú, la de estudiada aquí requiere más “complementos” a su criterio.

Para evitar el robo de identidad y los fraudes financieros se deben proteger los datos confidenciales  y no compartirlos.
Tras la dilación de su estudio en Diputados hasta la próxima semana, sigue el debate entorno a la Ley de Identidad Electrónica.Archivo, ABC Color

“Creo que el proyecto presentado es uno que guarda una integridad, en el sentido que es muy coherente y consecuente con lo mejor que hay en legislación en este momento”, dijo Beltrán Macchi, representante de Asoban, aunque agregó un pero: “Estuve viendo la Ley de Perú, la versión 2021, es la segunda versión de la Ley y todavía creo que están muy delante nuestro, esta Ley nuestra necesita otros complementos”.

La denominada oficialmente proyecto de Ley “De los servicios de confianza para las transacciones electrónicas”, en general establece criterios para garantizar los estándares de “identidad electrónica”, para que cualquier persona pueda realizar con seguridad trámites electrónicos, desde gestión de documentos hasta transacciones financieras, y realmente, la discusión se centra en el último punto.

De hecho la controversia enfrenta al sector bancario, que cuestiona el sistema de transferencias de dinero ofrecido por las telefónicas y a los que quieren que se apliquen también estos sistemas de seguridad alta de la identidad financiera. De hecho, Macchi acusó que dicha vía es aprovechada para la comisión de varios delitos.

“Lo peor de todo es que esto va a financiar delitos adicionales, porque de alguna manera se financia la sextorsión, extorsión, hay todo tipo de delitos que terminan financiando con líneas que se habilitan con cédulas falsas. La falsificación de la cédula es fácil para el delincuente”, sostuvo, cuestionando los controles actuales de las telefónicas.

Insistió en que los puntos cuestionados están sobredimensionados, y negó que el sector bancario busque una Ley que los favorezca comercialmente, imponiendo regulaciones para evitar la competencia. “Yo creo que los entes deben ponerse a trabajar en este tema y reconocer que esto no les va a cambiar la vida, creo que son temores infundados y al contrario, creo que van a operar con mucha mayor seguridad y los usuarios también van a poder estar más tranquilos con sus operaciones financieras’', alegó.

Creo que existe un planteamiento equivocado con relación a lo que implica esta Ley. Esta Ley no tiene porqué implicar un costo mayor para el usuario, sí probablemente requiera una inversión de todos los operadores que estamos en esto de los servicios financieros, de hecho la mayoría del sistema financiero tiene metido esto hoy porque es una exigencia.