Hartos de robos, vecinos de Areguá ‘ajustician’ a un supuesto motochorro

Cansados de la inseguridad y de la inacción policial, vecinos de la compañía Valle Pucú de Areguá emboscaron a tres presuntos delincuentes, detuvieron a uno y ultimaron a otro de un tiro en la cabeza, el fin de semana pasado.

Eduardo Andrés Barreto Martínez, preso en la comisaría 37ª.
Eduardo Andrés Barreto Martínez, preso en la comisaría 37ª.

El viernes último a las 19:30, dos niños que iban a una despensa fueron emboscados por tres sujetos en una motocicleta, quienes a punta de arma blanca les despojaron de sus celulares y luego huyeron.

Los vecinos, rápidamente, se agruparon tras saber del caso y en una zona conocida como Villa Marina, boscosa y escasamente poblada, un hombre emboscó a los tres sujetos. Este disparó contra el biciclo en marcha y provocó que los ocupantes del mismo cayeran al suelo.

Uno de los motociclistas, menor de edad, logró arrastrarse entre la maleza y escapar, otro de nombre Eduardo Andrés Barreto Martínez (25) fue golpeado y reducido por la turba, y un tercero de 15 años, identificado como Brian de Jesús Figueredo, fue ultimado. Agentes de la comisaría 37ª Central de Valle Pucú se constituyeron en el lugar.

El hasta ahora detenido, Eduardo Barreto, relató ayer a ABC que ese viernes “nos salieron, cuando llegamos a la esquina nos jugaron dos tiros, se levantó la moto y nos caímos los tres, el menor corrió y Brian se levantó y cuando intentó correr le dio un balazo en la cabeza”.

Por su parte, la madre de Brian, Laura Figueredo, manifestó también a ABC que su hijo se había comprado una moto Leopard azul, la misma en la que iban el otro menor al mando, Eduardo y Brian. Desde ese entonces los otros dos se apegaron a su hijo, que se dedicaba a la venta de limpiaparabrisas.

Ese viernes, según la mamá, el muchacho no quería salir de su casa, pero como Barreto y el otro joven le insistieron, al final cedió.

La mujer exigió que se haga justicia por su hijo y se aclare el caso con la identificación del autor del tiro.

De hecho, agentes de Criminalística hicieron el levantamiento de residuos de la mano de un vecino y dio positivo. Se trata de Altagracio Espínola Centurión, quien además hizo entrega de su arma calibre 38, con dos proyectiles percutidos.

Según comentarios de vecinos del lugar del hecho, y también en las redes sociales, la gente ya está cansada de sufrir cada día los embates de la inseguridad y está comenzando a hacer justicia por mano propia, pues tampoco confía en la policía, que no actúa en defensa de la ciudadanía. A esto se suma como antecedente que la semana pasada un joven logró salvar a una muchacha de ser asaltada por motochorros, en Lambaré, y resultó ileso; pero en otro caso, al día siguiente, en Asunción un ciclista intentó imitar la hazaña al auxiliar a una doméstica, pero al correr tras el delincuente, este último le disparó al pecho dejándolo gravemente herido. Hasta hoy sigue internado.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.