A la espera de noticias de secuestrado

Hoy es un día clave para conocer el avance del caso del secuestro de Jorge Manuel Ríos, en cautiverio desde la noche del lunes, tras el secuestro ocurrido en la estancia Dos Hermanos, cuyo dueño es su padre. Hay un pedido de rescate, pero los familiares piden una prueba de vida y la seguridad de que el dinero llegará a quienes tienen al joven.

Familiares de Jorge Ríos se dirigieron ayer a los secuestradores. Pidieron contacto seguro y directo.
Familiares de Jorge Ríos se dirigieron ayer a los secuestradores. Pidieron contacto seguro y directo.

Ríos (24) es hijo de Jorge Ríos Silva, propietario de la estancia Dos Hermanos.

El establecimiento está ubicado al norte de la colonia Norte Pyahu del distrito Sargento José Félix López, más conocido como Puentesiño, en el departamento de Concepción.

Está específicamente a unos 17 kilómetros del centro urbano de Puentesiño y linda con el río Apa.

Cuatro hombres fueron los que irrumpieron en el lugar, dos de estatura baja y otros dos altos, con uniformes camuflados, armas largas, botas de lluvia y unos brazaletes de color azul.

Los hombres dieron tiempo al joven para recoger sus ropas y medicamentos.

A partir de allí intervinieron las autoridades, que ayer trabajaron durante todo el día, pero los procedimientos no arrojaron novedades.

Para esta mañana a las 6:30 se anuncia una nueva reunión de prensa por parte de la familia apostada en Ciudad del Ese, de donde es el joven.

Los familiares fueron los únicos en pronunciarse oficialmente a través de otro encuentro con la prensa que sostuvieron ayer a la mañana.

Ante los periodistas, expresaron la predisposición para las negociaciones.

Manifestaron que están a la espera de una nueva comunicación, ya que a través de la carta viralizada se dieron a conocer públicamente las instrucciones para la entrega del dinero, a fin de garantizar que el pago se realice a las personas que realmente tienen a Jorge.

“Por favor, dennos una prueba de vida, pues la mamá, el papá y la abuela de Jorgito están desconsolados. Esto obedece a que ya hemos recibido llamadas de personas que quieren aprovecharse de esta situación. Esta es la única manera que tenemos de saber si realmente estamos tratando con las personas que están con Jorgito”, señaló.

Lamentaron la filtración de la carta dejada por los captores y aclararon que esta situación fue totalmente ajena a sus intenciones.

“Agradecemos a la prensa que esté con nosotros en este terrible momento, pero solicitamos no viralizar la carta o mensajes dejados por los captores”, mencionaron.

Insistieron en el pedido a la Policía y Fiscalía de que se aparten del caso y que no escatimarán esfuerzos para lograr la liberación de joven.

Aseguraron que la familia está haciendo el mayor de los esfuerzos para cumplir la exigencia de los secuestradores y solicita un poco más de tiempo para reunir la suma exigida.

Además, pidieron encarecidamente que faciliten al joven su medicamento, ya que padece asma.