Hacienda reconoce situación “crítica” de Cajas de Jubilaciones, no muy alejada del “alarmismo” de Halley

“La situación es crítica y nosotros venimos alertando mes a mes”, afirmó el ministro de Hacienda, Óscar Llamosas sobre la situación de las Cajas de Jubilaciones en nuestro país, indicando que a este ritmo deficitario sobre todo del sistema jubilatorio de policías, militares y docentes, en 2027 se podría llegar a un punto en que el sistema se tenga que mantener en base a impuestos. Dijo que insistirán en reformas. La situación planteada por Hacienda no es distinta a la planteada por el exdirector de Prestaciones Económicas del IPS, Pedro Halley, que fue echado por “alarmista” al advertir de un inminente colapso. En lo que refiere al presupuesto, insistió en la necesidad de evitar ampliaciones presupuestarias, las cuales llueven actualmente. También dijo que actualmente no hay condiciones para ceder a reclamos de médicos.

El ministro de Hacienda, Óscar Llamosas, en estudios de ABC.
El ministro de Hacienda, Óscar Llamosas, en estudios de ABC.Foto Gentileza

Llamosas recordó que solamente el año pasado, las Cajas de Jubilaciones del sector no civil, es decir policías y militares y la de los docentes tuvieron un déficit de apróximadamente US$ 225 millones, de los cuales unos US$ 135 millones debieron ser cubiertos en base a impuestos de los contribuyentes, y el restante, con el superávit de otras cajas. De mantenerse esta situación, Hacienda estima que las reservas se agotarían en 2027.

“Más de US$ 200 millones de déficit que tuvieron las cajas el año pasado y de eso US$ 135 millones se financió con impuestos, entonce ese es un tema muy preocupante y sabes la posición que tuvo el ministerio de hacienda en las últimas leyes que se promulgaron (...), que finalmente lo que hacen es perforar la reforma que se había hecho en el 2002, 2003″, dijo.

Recordó que en esos años, el Estado tenía incluso problema para pago no solo de las jubilaciones, sino incluso sueldos de activos, y si bien con reformas se logró reponer las situación “finalmente con el correr de los años fuimos perforando y hoy estamos volviendo otra vez a esa situación peligrosa”.

“Partimos ya de este déficit que año a año va creciendo, principalmente en estos dos sectores y por otro lado, que los excedentes que están financiando estas cajas se están agotando, entonces partimos con unas previsiones de que en 2027 ya podríamos utilizar todas las reservas y ahí sería necesario, si seguimos con estos regímenes, financiar con impuestos, no hay otra forma que el tesoro pueda ingresar”, alertó.

Halley había advertido de la Caja de Jubilaciones del Instituto de Previsión Social (IPS), una de las más sólidas actualmente podría llegar a esa situación en cinco años, esto debido al fallo de la Corte Suprema de Justicia que habilitó a un grupo de navieros a cobrar más que el límite establecido en la Ley, lo cual permitiría la sostenibilidad del sistema solidario que rige el sistema jubilatorio actual.

Dijo que si bien actualmente los contribuyentes ya están financiando parte de ese déficit, “lo contradictorio es que menos del 20% accede a una jubilación y el otros 80% que nunca va a acceder tiene que pagar”.

Insistirán con la Superintendencia de Pensiones y otras reformas

En tal sentido, insistió en la necesidad de realizar reformas sustanciales, lo cual es resistido también por los aportantes, ya que podría implicar el aumento de las condiciones de jubilación. “Lo primero que vamos a volver a plantear este año es insistir con la creación de una Superintendencia de Pensiones que se encargue de normar, regular a todo el sistema”, dijo a la par de “avanzar sobre algunas reformas sobre la Caja fiscal para volver otras vez a la sostenibilidad”.

Como tercer punto, no descartó analizar una unificación de las Cajas Jubilatorias, con condiciones equitativas para todos los sectores. Hay que recordar que actualmente hay grupos muy privilegiados, como el de Legisladores, que pueden jubilarse millonarios montos e ínfimos años de aporte.

También reconoció la necesidad de aumentar la formalización de ese 80% de empleados que están en el sector privado, sin gozar de jubilación.

Prometen ser “celosos” con ampliaciones

“Obviamente todas las ampliaciones solicitadas con recursos del tesoro no van a ser atendidas por Hacienda y no van a ser enviadas al Congreso”, adelantó Llamosas, algo que será interesante ver si efectivamente es así, puesto que se trata de un año electoral y todas las instituciones buscan en ese contexto aumentar sus presupuestos sobre todo para gastos corrientes.

Aclaró que obviamente está exceptuado de este rechazo todo lo que refiera a la pandemia. “Hay que ver, seguramente dentro de esos pedidos hay cuestiones que seguramente tiene una justificación, pero financieramente hoy no estamos en condiciones de procesar ningún pedido de ampliación y menos con recursos del tesoro”, insistió sobre los US$ 121 millones en pedido que actualmente existen.

Hacienda sostiene que no tiene forma de acceder a reclamo de médicos

“Los números que estamos viendo es que esto podría tener un costo de unos US$ 100 por año aproximadamente, y dada la coyuntura actual realmente es muy complicado que desde Hacienda acompañemos hoy este tipo de medidas”, comentó el ministro Llamosas sobre el reclamos de los médicos que solicitan la reducción a la mitad de la carga horaria de su primer vínculo, así como un reajuste de los montos pagados por cada vínculo.

“Por lo que pudimos analizar nosotros si tiene un impacto muy importante a nivel financiero”, insistió y dijo que sobre todo en esta situación de actual e incluso en la post pandemia, sería complicado cumplir eso, ya que planean sostener los servicios de Salud que se ampliaron y que eran justamente un déficit histórico en nuestro país.

“Ese es nuestro principal objetivo, financiar al Ministerio de Salud con recursos propios. No estoy seguro si van a sobrar recursos para atender este otro planteamiento, que sin entrar a discutir si es justo o no, va a ser complicado poder sostener”, remarcó.

Actualmente un médico en el sector público puede tener hasta cuatro rubros de G. 5 millones cada uno aproximadamente, siendo el primero únicamente de 24 horas y los restantes de 12 horas.

Llamosas agregó que no solo el aumento salarial que exigen los médicos es difícil de cumplir, sino también la reducción de horarios, ya que implicaría contratar dos personas en vez de una para cubrir el mismo puesto.