Precio del gas también sube G. 800 por kilo y 400 G. por litro, confirma Capagas

El precio del Gas Licuado del Petróleo (GLP) también registra desde hoy un incremento de G. 800 por kilo y G. 400 por litro según confirmó el presidente de la Cámara Paraguaya del Gas (Capagas), Pedro Balotta. El reajuste ya está vigente en algunos emblemas y los que aún no subieron lo tendrán que hacer en los próximos días, indicó.

La suba del precio del gas es otro golpe al bolsillo de la ciudadanía.
La suba del precio del gas es otro golpe al bolsillo de la ciudadanía.

“Ya a partir de hoy algunas empresas están subiendo los precios, otras lo harán a partir del lunes, pero en general todos van a ajustar sus precios en G. 800 por kilo y G. 400 por litro”, manifestó el empresario.

Respecto a las causas de la suba, dijo que lo principal es el efecto que tiene el dólar sobre las importaciones y en segundo lugar la cotización de los productos derivados del petróleo, que está “en un pico muy alto”.

Balotta resaltó que este es el aumento más importante que se da en el precio de este producto en lo que va del año. “Lo sentimos muchísimo, pero no podemos ir contra los costos de importación”, aseveró.

Actualmente, el gas de uso doméstico tiene un costo promedio de G. 7.000 por kilo, por lo que una garrafa de 10 kilos cuesta cerca de G. 70.000. Si se da el ajuste anticipado por Capagas, el costo llegaría a G. 78.000.

La suba del precio del gas se suma al incremento que también se registran en los precios de los combustibles, a poco de un mes de una suba similar de G. 400. En lo que va del año, el precio de los carburantes ya registra un incremento de G. 1.200, en solo cinco meses.

Diputado critica subas

El diputado Sebastián García criticó fuertemente al gobierno de quienes asegura, no les interesa que se reduzca el precio del combustible. “Este nuevo aumento del combustible, es una ingrata medida para la recaudación, sirve únicamente para ajustar el pago de sueldos y beneficios públicos injustos; distan de la realidad de la mayoría de los ciudadanos”.

Además, García criticó los desfases que existen con el precio del petróleo a nivel internacional, por la manera en la que “ajustan” el precio de los hidrocarburos en nuestro país: “Es increíble como al primer aumento del dólar o del barril suben los precios, pero cuando estos bajan drásticamente a nivel internacional, ni les pasa por la mente ajustarlo para los ciudadanos.”

Lamentó la falta de empatía con los prestadores de servicios de movilidad, como lo son los UBER, MUV, BOLT y repartidores en motocicleta, a la hora de fijar los precios. “Si utilizas las plataformas de movilidad o sos un delivery, de cada G. 10.000 de combustible que pagás, al menos 3.800 son impuestos que se van para los sueldos VIP, seguros VIP...en fin, todo el despilfarro que ya conocemos.”

Para el legislador, la solución está en reducir los impuestos que establece el decreto para las tasas del ISC (impuesto selectivo al consumo) y así poder mitigar la suba de los combustibles y agregó: “El gobierno está obligado a presentar opciones de transporte alternativo, de lo contrario estamos ante una extorsión hacia los ciudadanos, siendo la única forma razonable de movilidad que tienen, se les aumenta en desmedida el precio del combustible”.