Nativos del departamento de Caaguazú rechazan vacuna antiCovid-19

CORONEL OVIEDO. Unas 30 comunidades indígenas del departamento de Caaguazú rechazan la vacuna contra el covid-19 por el temor que se generó por los supuestos efectos dañinos de las dosis. Esta situación preocupa a varios sectores sociales debido a que los nativos recorren por las ciudades sin ninguna protección sanitaria y viven aglomerados cerca de las rutas.

Nativos viven aglomerados al costado de las rutas nacionales que cruzan por las principales ciudades del departamento de Caaguazú.
Nativos viven aglomerados al costado de las rutas nacionales que cruzan por las principales ciudades del departamento de Caaguazú.

Los aborígenes informaron al Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS), que rechazan de manera integra cualquier tipo de vacuna relacionada al coronavirus. El pedido de exclusión de estas comunidades se debió a los mitos y dudas de los efectos de las vacunas.

Coordinador del consejo indígena interdistrital, Aquilino Martínez, quien tiene ahora a su cargo unos 350 nativos apostados al costado del km 133 de la ruta PY02 de esta ciudad, manifestó que la situación de las vacunas es poco clara y que rechazan en forma contundente la vacunación en sus comunidades.

Al ser consultado si no tienen miedo de las complicaciones mortales del coronavirus, respondió que como nativos tienen los remedios naturales necesarios para ser tratados los síntomas del virus y que los mismos cuentan con más defensas que un “ciudadano paraguayo normal”.

El encargado regional del Instituto Paraguayo del Indígena (INDI), Roberto Samudio, dijo que en varias ocasiones se habló con los diferentes líderes de comunidades indígenas del departamento y que todos rechazan de manera tajante las vacunaciones. Señaló que ya se hizo de todo para convencerlos, pero que nada se pudo lograr.

Por su parte, la directora de la Quinta Región Sanitaria, Dra, Lorena Ocampos aseguró que conversaron con los líderes nativos y algunos aceptaron aplicarse la vacuna, pero la mayoría se negó a inmunizarse. Dijo que están trabajando para poder llegar a todos los aborígenes del departamento de Caaguazú.

En el departamento de Caaguazú se tienen unos 5000 nativos dispersos en diferentes distritos y en existe el riesgo de un brote masivo del virus en sus comunidades.