Una familia sobrevive con mandioca y de la caridad de sus vecinos en Ayolas

AYOLAS. Una familia compuesta por 14 integrantes sobrevive en una precaria casa situada en la compañía Estero Bellaco, distante a unos 20 kilómetros de la zona urbana de Ayolas, y como comida diaria solo cuentan con mandioca. La falta total de asistencia estatal y la ausencia de fuentes de trabajo los obliga a vivir de la caridad de sus vecinos.

Parte de los integrantes de una familia en extrema pobreza  en compañía de Ayolas.
Parte de los integrantes de una familia en extrema pobreza en compañía de Ayolas.Miguel Angel Rodríguez, ABC Color

Patrocina Caballero (54), dijo que junto a su familia (pareja, hijos y nietos) solo tienen mandioca para desayunar, almorzar y cenar, además padecen muchas otras necesidades, como la falta una vivienda digna, agua potable, cama, colchones, frazadas, abrigos principalmente para sus pequeños hijos.

La familia vive en un predio prestado, si bien tratan de cultivar la tierra la sequía les jugó una mala pasada, tampoco reciben semillas y los pocos animales de granja que tenían comenzaron a morir por falta de alimentos.

“La única vez que podemos comer un pedazo de carne, es cuando algunas personas de buen corazón nos traen para poder ayudarnos dentro de sus posibilidades, yo no sé si las autoridades o los políticos saben que nosotros existimos, pero nunca recibimos nada de ayuda, ni para medicamentos, acá cuando nos enfermamos recurrimos a remedios caseros”, expresó Caballero.

La familia tiene aun cuatro niños menores, que van a la escuela, si bien recibieron su kits de alimentos en reemplazo del almuerzo escolar las necesidades de los niños van más allá, pues requieren también de asistencia médica.

Los adultos hacen changa en una fabrica de carbón, pero no hay muchas fuentes de trabajo en la comunidad por lo cual el dinero nunca les alcanza. Otro factor que influye en la precarización de la vida en la zona es el camino en mal estado, pues tampoco pueden trasladarse a otras comunidades para buscar trabajo.

Al respecto Norma Ríos, pobladora de la compañía Km 15, dijo que ella y otras personas solidarias, tienen la intención construirle una pequeña vivienda que les permita poder estar en un lugar más saludable, por ese motivo están recolectando materiales para comenzar con la obra el próximo domingo si las condiciones del tiempo lo permiten.

“Queremos ayudar con lo que se puede, pero es necesario la presencia de las autoridades distritales, departamentales o de los directivos de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) para que se les otorgue un tipo de asistencia permanente para poder superar la difícil situación en la que viven”, manifestó Ríos.