Pareja reclama pago por daños y Salud dice que solo con una demanda

Una pareja se vio afectada en un percance automovilístico causado por un móvil del Ministerio de Salud Pública sobre la ruta Transchaco, el 9 de junio pasado. Las víctimas, nota mediante, solicitaron al ente público que corra con los gastos de reparación, pero a un mes de eso no tienen respuesta definitiva.

Con severos daños quedó el Hyundai de la pareja.
Con severos daños quedó el Hyundai de la pareja.Gentileza

El hecho ocurrió el pasado 9 de junio a las 13:36, sobre la ruta Transchaco casi General Santos, de Mariano Roque Alonso, a la altura del Comando Logístico del Ejército Paraguayo. Los afectados son Fátima Gómez y su pareja Fabián Ferreira.

Gómez relató a ABC: “le perdí a mi mamá y a mi abuela el mismo día a causa del covid-19; después a mi otra abuela, y dos semanas después a mi abuelo. Ese miércoles 9 de junio veníamos a Limpio después de enterrarle a mi abuelo en el Parque Serenidad, cuando pasó”.

La mujer explicó que se movilizaban por la citada vía sobre el carril del centro, en su vehículo Hyundai i10 rojo, modelo 2019, con matrícula AABO 402, pero cuando estaba por llegar a un semáforo, donde se permite el giro a la izquierda, les salió de forma repentina una camioneta blanca perteneciente a la Dirección de Terapia Intensiva del Ministerio de Salud.

Al final el Hyundai que estaba al mando de Fabián Ferreira, terminó chocando contra la parte posterior de la camioneta Isuzu -que por cierto no está asegurada- y que en ese momento era guiada por el señor Damacio Arce.

“Salió de la esquina y cruzó los cuatro carriles, como para poder girar en el semáforo y retomar hacia Asunción. A nosotros ya no nos dio más tiempo de frenar y eso que no veníamos a alta velocidad, pero el asfalto estaba mojado”, manifestó Fátima Gómez.

Después de eso, tanto Fátima como Fabián y Damacio fueron a la comisaría 10° Central para radicar la denuncia del hecho. “El señor (Damacio Arce) explicó que salía de un depósito y tenía su orden de trabajo. Al principio dijo que salió bien, pero después asumió todo”, expresó Fátima Gómez.

A consecuencia del accidente el vehículo Hyundai sufrió graves daños. Para la reparación el costo de los repuestos necesarios alcanza la suma de G. 12.000.000 en la firma Automotor SA, mientras que la mano de obra sería de G. 2.800.000, en un taller de confianza, según lo que indicó la mujer.

Ferreira en su momento expuso que hablaron con el jefe del señor Arce, Ángel Núñez, quien les indicó que remitan una nota por mesa de entrada solicitando que el Ministerio de haga responsable de los gastos de reparación. El 11 de junio “metimos la nota y adjuntamos el presupuesto dado por la concesionaria”, dijo Ferreira.

La pareja recibió la respuesta de que “el Ministerio, ni administrativamente ni financieramente se puede hacer cargo de eso”. Después hablaron con el jefe de la Dirección Administrativa de la cartera, Rodrigo Sánchez, quien les confirmó que la cartera sí se debe hacer cargo y que él ya recibió la flota sin seguro.

En otro momento Ferreira comentó que el señor Sánchez lo citó para hoy a las 9:00 y recién le atendió a las 9:40 para indicarles que al final no se interiorizó del caso. Así también, les dijo que metan una nota nueva, pero ya con atención a su departamento, aunque les advirtió que el pago puede salir en 15 días o un mes, y las probabilidades de que se dé el pago son 99%, sin embargo, hay un 1% de que no salga.

Con una demanda

Sobre el caso fue consultado el director de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Salud, abogado Omar Valdez, quien informó a ABC que efectivamente se presentó la nota por la pareja con los datos de los daños sufridos.

“Los recurrentes presentaron la nota, las fotografías, la estimación de los daños y un presupuesto. Entonces, de la parte jurídica le pasamos a la parte administrativa en donde está a cargo el señor Sánchez, director administrativo, y ellos nos mencionan que el vehículo no está asegurado, porque si estaba asegurado se debían hacer los trámites con la aseguradora”, indicó Valdez.

Agregó que en Ministerio de Salud Pública no cuenta con un rubro o un presupuesto para el pago de indemnizaciones, producto de accidentes de tránsito u otros hechos. “No se cuenta con ese rubro, la única forma es la vía judicial que en su caso nos condene a pagar los daños y perjuicios del accidente”, expresó Valdez.

A la pareja “no le queda de otra que la vía judicial porque administrativamente no podemos, porque no está asegurado el vehículo, pues el siniestro ocurrió mientras está en proceso el llamado a licitación para la contratación de los seguros, entonces no se puede dirigir contra una aseguradora del Ministerio”, explicó el director de Asuntos Jurídicos de la cartera de estado.

Apuntó a que los recurrentes deben realizar todos los trámites ante el juzgado de faltas de la Municipalidad de Mariano Roque Alonso -ciudad en la que se registró el percance- ya que “son requisitos administrativos previos también para estimar eventualmente la responsabilidad de la institución”, agregó Valdez.