Cocaína incautada sería de la misma estructura desbaratada en estancia El Tigre y hay dos sospechosos

El cargamento de 3.415 kilos con 5 gramos de cocaína, incautado anoche en Fernando de la Mora, por la Policía, sería de la misma estructura criminal que operaba en la estancia El Tigre del Chaco, límite con Bolivia, que fue desbaratada por los mismos agentes en febrero pasado con el decomiso de 1.344 kilos de la droga. Hay dos personas que son buscadas.

El comandante de la Policía Nacional Luis Arias (centro) revisa alguno de los paquetes de cocaína, que fueron expuestas esta mañana en el predio de la Fuerza de Operaciones Policiales Especiales (FOPE), en el barrio Tacumbú de la capital.
El comandante de la Policía Nacional Luis Arias (centro) revisa alguno de los paquetes de cocaína, que fueron expuestas esta mañana en el predio de la Fuerza de Operaciones Policiales Especiales (FOPE), en el barrio Tacumbú de la capital.virgilio vera

Aparentemente, las sustancias fueron producidas en el Perú pasaron por Bolivia hasta llegar a Paraguay, tanto los panes detectados en la hacienda chaqueña como en el depósito de Fernando de la Mora tenían impresas marcas similares, por lo que se deduce que corresponden a la misma estructura criminal.

La estancia El Tigre, supuestamente era explotada por el narco brasileño Jarvis Chimenes Pavão, actualmente preso en su país, pero que era administrada por el abogado Waldimiro Ymas González, quien fue detenido y procesado, por aquel caso.

Cinco meses después de aquel operativo efectuado en la frontera con Bolivia, los agentes de la misma unidad policial, la Unidad de Información Sensible (SIU), con el apoyo de efectivos del departamento Antinarcóticos, detectaron el mayor cargamento incautado en nuestro país en un depósito de la calle Benza Carrera casi Miraflores, zona norte de Fernando de la Mora.

Los paquetes estaban ocultos en 196 bolsas de azúcar perfectamente acomodadas en un contenedor de la firma “Mediterranean Shipping Co.” montado en la carrocería de un camión Scania azul, con matrícula ARJ 488, registrado a nombre de Carlos Alberto Vaesken Lugo (53).

Aparentemente, los narcos estaban trayendo la droga en pequeñas cantidades hasta el sitio ya ocultas en bolsas de azúcar, pues en el sitio no se encontraron restos del edulcorante esparcido ni máquinas para coser las bolsas.

Supuestamente, los antidrogas interceptaron las comunicaciones telefónicas del hombre quien recepcionaba los paquetes en el lugar, y aparentemente en la tarde del martes el narco hizo la última llamada para confirmar que se había completado la carga y luego salió del sitio.

Ante el temor de que movieran la mercancía, los uniformados procedieron a allanar el lugar. Ahora, los uniformados dicen tener la información de que el dueño de los 3.415 “polvo blanco” confiscado sería un pedrojuanino, quien sufrió un golpe económico que supera los US$ 20.000.000, en nuestro país, mientras que en Europa las perdidas orilla los US$ 250.000.000.

El jefe del departamento Antinarcóticos adelantó que todas las personas que hayan tenido alguna vinculación, directa o indirectamente con la carga serán detenidas o llamadas a declarar para tratar de identificar al o los responsables.

Dos de los sospecghosos fueron identificados hace minutos como Juan José Dubini Franco (54) y su hijo Juan José Dubini Verdún (28), quienes aparecen en el esquema como los organizadores del tráfico de esta droga incautada.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.