Juicio a policías por extorsión a narcos

El suboficial mayor Roberto Lezcano Martínez, condenado por plantar droga a la empresaria Tanya Villalba, afronta desde hoy junto con otros uniformados un segundo juicio oral y público, esta vez por “apretar” a narcos para liberar una carga de casi 10 toneladas de marihuana.

Agentes policiales retiran las esposas a sus camaradas acusados por extorsión a narcos, en la sala de juicio oral y público.
Agentes policiales retiran las esposas a sus camaradas acusados por extorsión a narcos, en la sala de juicio oral y público.

Además del suboficial mayor Roberto Lezcano Martínez, también han sido acusados el subcomisario Edgardo Daniel Acosta, el oficial inspector Hugo César Ortiz Rodríguez, el oficial 1º Darío Bernardo Pimienta Estigarribia, el suboficial inspector Francisco Antonio Díaz Ibarrola, el suboficial Osmar Eustaquio Zaracho Garvinni, el suboficial mayor Cirilo González Carmona y el suboficial inspector Marcial Florez Gauto.

Lezcano es uno de los integrantes más antiguos de la División de Investigación de Delitos del área Central, también conocida como Brigada Central, y en el 2019 fue condenado a 15 años de cárcel por plantar cocaína a la joven empresaria Tanya Villalba.

Todos están acusados por asociación criminal, tenencia, tráfico y comercialización de drogas, además de cohecho pasivo agravado. La acusación presentada por la fiscala antidrogas Lorena Ledesma refiere que los agentes incurrieron en los ilícitos referidos al interceptar una carga de 8.622 kilos de marihuana y exigir US$ 200.000 para su liberación, en mayo del 2017.

La lista de acusados se completa con los choferes que transportaban la droga: José Manuel Sugo Dafonte y Joel Leiva Acosta, acusados por tráfico, tenencia y comercialización de drogas.

Este juicio está a cargo del Tribunal de Sentencia presidido por Fabián Weisensee, que en esta primera jornada de la audiencia oral y pública deberá estudiar una serie de incidentes planteados por la defensa de los acusados, tales como nulidad de la acusación, entre otros.

La acusación se presentó en el 2018 y en junio del 2020 se intentó realizar el juicio oral y público, pero la audiencia fue suspendida a raíz de chicanas promovidas por la defensa.

“En fecha 10 de mayo de 2017, desde las primeras horas de la mañana, a las 6:00 horas aproximadamente, Cirilo González Carmona, quien se desempeñaba en el Departamento de Inteligencia de San Pedro de la Policía Nacional, recibió de una fuente humana la información acerca de una carga que transportaba sustancias ilícitas, la descripción del vehículo y el trayecto que seguiría, circunstancia que comunicó a Roberto Lezcano, suboficial que cumplía funciones en el departamento Central”, señala la fiscala Lorena Ledesma en su acusación.

“Este, como líder de la organización, con mote de ‘jefe’, junto con Francisco Díaz Ibarrola, Edgardo Acosta, Darío Pimienta y Hugo César Ortiz, inició la ejecución de un plan criminal que tenía como meta dar seguimiento, interceptar, retener y solicitar dádivas al propietario de la carga de marihuana que se encontraba dentro del tractocamión de la marca Scania, con matricula CBK 120, específicamente depositada en la carreta de la marca Noma, con matrícula AXT 400, un total de 366 panes de marihuana, con un peso de 8.621 kilogramos, que iba guiado por José Manuel Sugo Dafonte”, afirma la acusación.

Según la acusación, tras recibir el dinero requerido, los oficiales de Policía mencionados se encargaron de escoltar la mencionada sustancia a los efectos del seguro traslado a destino final.

“En ese contexto, Roberto Lezcano y Francisco Diaz Ibarrola, como jefes del grupo criminal, se ocuparon de la mencionada interceptación y el seguimiento de la carga ilícita, con incidencia directa y decisiva sobre los componentes de la aludida estructura criminal”, precisa la acusación.

Sin embargo, el plan de los agentes se frustró con la intervención de agentes antidrogas, que interceptaron la carga en la localidad de San Juan Bautista, departamento de Misiones, a la altura del km 210, en un operativo que concluyó con la aprehensión de los agentes policiales y los dos civiles hoy acusados. Flores fue incluido en el proceso tras retirar el celular de Lezcano para destruirlo.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05