ACA-EP ataca de nuevo solo 72 horas después de la masacre en San Alfredo

El grupo terrorista Agrupación Campesina Armada - Ejército del Pueblo (ACA-EP) atacó y quemó el viernes de noche la estancia del intendente de la ciudad concepcionera de San Alfredo. Fue a solo 14.500 metros de donde 72 horas antes masacraron a dos policías y un guardia de la estancia arrendada por el expresidente Horacio Cartes.

El nuevo ataque de la ACA-EP sucedió a solo 14 kilómetros de donde murieron dos policías y un guardia.
El nuevo ataque de la ACA-EP sucedió a solo 14 kilómetros de donde murieron dos policías y un guardia.

SAN ALFREDO, departamento de Concepción (Aldo Rojas Cardozo, corresponsal). El nuevo ataque de la ACA-EP fue perpetrado por cuatro hombres que se identificaron como tales y que serían, como siempre, los hermanos Hugo Bernal Maíz, de 22 años, y Feliciano Bernal Maíz, de 23 años, y los también hermanos Laubrindo Bernal Maríz, de 19 años, y Elizandro Balbuena Maríz, de 21 años.

Las víctimas de esta vez fueron tres peones de la estancia Retiro Cordone, perteneciente al intendente de este municipio, Carlos Ramón Pérez (ANR).

Según los datos, los terroristas aparecieron cuando los empleado miraban el partido entre Guaraní y Olimpia y los redujeron a punta de fusiles.

Durante la toma de rehenes, los maleantes preguntaron a sus víctimas cuánto cobran e indagaron la rutina del intendente.

Además, robaron todos los víveres y les hicieron sacar sus cosas a los peones para quemar el casco central y un camión.

Antes de huir, dispararon con fusil contra un transformador eléctrico y hasta mataron a tiros a un chancho que fue encontrado ayer de mañana.

El casco central donde ocurrió el ataque del viernes a la noche queda a cinco kilómetros de la Ruta PY22, que conecta Concepción con Vallemí.

La entrada a la finca, a su vez, se halla 14 kilómetros después del desvío al centro urbano de San Alfredo y que fue el punto exacto donde el martes de noche la misma gavilla asesinó a los policías de la comisaría local Dionisio Ávalos Pereira (44) y Odelio Insaurralde Rodríguez (37) y al guardia de seguridad de la estancia San Fernando Leónido Medina Ovelar (35).

Precisamente, los miembros de la ACA-EP que aparecieron en la estancia Retiro Cordone del intendente de San Alfredo confirmaron a los peones que mataron a los policías y al guardia, a quienes les robaron potentes fusiles Galil calibre 5.56.

Otros dos policías, César Francisco Rodríguez Castro y Juan Recalde, sobrevivieron a ese atentado de los terroristas. Otro que se salvó, aunque salió herido, fue el guardia Clemente Ramón Díaz Vera (27).

La ACA-EP atacó primero la patrullera policial e inmediatamente después una camioneta que los guardias usan como móvil.

Fue justamente en la entrada a la estancia San Fernando, que actualmente es arrendada por el expresidente Horacio Cartes.

Los miembros de la ACA-EP, aparentemente, querían atacar solo la caseta de los guardias de la estancia, pero como justo apareció en la zona la patrullera también abrieron fuego contra los uniformados.

Este fue el golpe número 11 de la ACA-EP en cuatro meses en la misma zona.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05