Asesinan a Chicharõ Sánchez en PJC

El supuesto narcotraficante Carlos Rubén Sánchez Garcete, de 45 años, alias Chicharõ, finalmente fue localizado y asesinado a tiros ayer en Pedro Juan Caballero luego de que se mantuviera escondido de sus enemigos por dos años.

La residencia del capo fue tomada por asalto por al menos 10 sicarios que se hicieron pasar por agentes de la Senad.
La residencia del capo fue tomada por asalto por al menos 10 sicarios que se hicieron pasar por agentes de la Senad.

PEDRO JUAN CABALLERO (Gilberto Ruiz Díaz, corresponsal). El atentado se inició ayer aproximadamente a las 06:40, cuando al menos 10 sicarios con chalecos de la Senad atropellaron la casa de Chicharõ, situada en Aquidabán esquina Mariscal López del barrio Mariscal Estigarribia, a 90 metros de la línea fronteriza con Brasil.

Los criminales aprovecharon la llegada de la empleada doméstica para eludir el portón blindado y simulando un operativo antidrogas redujeron también a la mujer del capo, a quien encerraron en la pieza de su hijo menor de edad. Los tres guardaespaldas de la familia aún dormían.

Chicharõ llegó a salir de su habitación, pensando que efectivamente eran agentes de la Senad, pero luego lo obligaron a entrar de nuevo a la pieza y le dispararon al menos 50 tiros con fusiles, escopeta y pistola. Estaba vestido solo con anatómico.

Ya cuando salían, los criminales se cruzaron con una patrullera que reaccionó al escuchar los disparos.

Los matones entonces atacaron el móvil policial y luego escaparon hacia la colonia Cerro Cora’i en dos vehículos, un auto y una camioneta.

Ambos rodados fueron quemados a unos 20 kilómetros de distancia, donde los matones hicieron trasbordo en la camioneta de un empleado de una estancia, a quien redujeron también a punta de fusiles.

Los criminales se internaron en una zona de plantaciones, pero pese a la gran despliegue policial no eran localizados al menos hasta anoche.

Chicharõ huyó de su feudo, Capitán Bado, y literalmente andaba escondido desde el 27 de diciembre de 2019, cuando sobrevivió a un atentado a tiros en la colonia Piray. Cuando eso, el blindaje de su camioneta le salvó la vida.

Un mes antes, el 15 de noviembre de 2019, Sánchez habría ordenado el asesinato de los hermanos Martimiano Ruiz Díaz Arévalos (51) y Calixto Ruiz Díaz Arévalos (50).

Desde entonces, varios de sus colaboradores fueron eliminados en la frontera, hasta que ayer finalmente también le tocó a él.

<b>La foja del capo masacrado</b>

Carlos Rubén Sánchez Garcete, alias Chicharõ, nació en Capitán Bado, departamento de Amambay, el 4 de noviembre de 1975. Tenía 45 años de edad.

Supuestamente, dirigió desde 2010 aproximadamente las operaciones en Paraguay de la estructura comandada por el capo brasileño Luis Carlos Da Rocha, alias Cabeza Branca, quien fue capturado en su país en el año 2017.

Chicharõ fue elegido como diputado suplente en el periodo 2013-2018 por el departamento de Amambay, en una lista cuyo titular fue el colorado Marcial Lezcano Paredes.

Un hermano de Marcial, el entonces policía Águedo Ronaldo Lezcano Paredes, fue detenido en Capiatá justamente ese año 2013 cuando traía cocaína líquida desde Pedro Juan Caballero para enviarla a Europa mediante una mula.

El fiscal José Luis Casaccia, sin embargo, blanqueó al narcopolicía (fue dado de baja) supuestamente luego de llegar a un acuerdo con el entonces diputado Marcial Lezcano Paredes y con el verdadero dueño de la droga requisada, Carlos Rubén Sánchez, alias Chicharõ.

El 7 de setiembre de 2013, Carlos Rubén Sánchez, ya cuando era diputado suplente, fue capturado por la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) en Capitán Bado por una condena de cuatro años de cárcel por lavado de dinero y ocultación de bienes en el Brasil. Luego de un año en Tacumbú, consiguió arresto domiciliario.

En 2014, Sánchez escapó de la Senad en medio de un operativo de incautación de 530 kilos de cocaína en una pista clandestina de Karapaí.

El 22 de mayo de 2015, Carlos Rubén Sánchez Garcete fue nuevamente detenido por la Senad, en Asunción, cuando estaba en compañía del diputado colorado Marcial Lezcano.

Tres días después, regresó a Tacumbú, pero esta vez ya con su hermano Ardonio, quien también fue incluido en un nuevo proceso por lavado de dinero proveniente del narcotráfico, en el que también figura hasta ahora su otro hermano Denilso, quien es el intendente de Capitán Bado.

A raíz de ese nuevo proceso, Chicharõ fue expulsado del Partido Colorado, pese a que muchos políticos que se beneficiaban con su dinero y que incluso lo llevaron a Mburuvicha Roga intentaron impedirlo.

Cuando estuvo en Tacumbú en ese segundo ciclo, Sánchez desató un escándalo nacional porque montó su propio PC en una celda vip en la que recibía a dirigentes políticos y “empresarios” de todo tipo. Salió con arresto domiciliario el 25 de noviembre de 2015.

El 5 de octubre de 2016, el todavía diputado colorado suplente por Amambay, Carlos Rubén Sánchez Garcete, fue capturado cuando visitaba en la cárcel de la Agrupación Especializada de Asunción al también capomafioso condenado Jarvis Chimenes Pavão.

Su arresto se produjo cuatro días después de que con su grupo de sicarios emboscaran, rodearan y mantuvieran de rehenes dentro de su camioneta a miembros de la familia brasileña Paetzold, en la zona de Capitán Bado. Las víctimas filmaron el hecho y viralizaron las imágenes de las amenazas, lo que justamente hizo que se salvaran de morir.

En 2019, el intendente de Capitán Bado, Denislo Sánchez Garcete, denunció por amenaza de muerte a su hermano y compañero de causa judicial, Carlos Rubén Sánchez Garcete, alias Chicharõ.

El capo fronterizo habría ordenado, el 15 de noviembre de 2019, el asesinato de los hermanos Martimiano Ruiz Díaz Arévalos (51) y Calixto Ruiz Díaz Arévalos (50), quienes fueron fusilados en la casa familiar de Capitán Bado.

Sufrió un atentado en el 2019

El 27 de diciembre de 2019, Carlos Rubén Sánchez Garcete sobrevivió a un atentado perpetrado en la colonia Piray de Capitán Bado por ocho sicarios que primero detuvieron su camioneta con clavos miguelito y luego dispararon con fusiles de guerra. Estaba con un guardaespaldas que fue dado de baja de la Policía por asalto a transportador de caudales. El blindaje de su camioneta les salvó la vida.

Desde entonces, literalmente, Chicharõ andaba escondido porque sabía perfectamente que lo iban a matar, como finalmente sucedió.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.