El CM ya no debe incurrir en fraude para conformar la terna para ministro de Corte

Inexplicable rigurosidad en modificar el reglamento para el concurso de ministro de Corte, que al final es usado solo como pantalla para una legitimación del proceso, que no es tal.

Óscar Paciello, electo presidente del CM.
Óscar Paciello, presidente del CM.Archivo, ABC Color

Estamos a 2 meses (60 días o 9 semanas) de que la ministra Gladys Bareiro de Módica deje la Corte Suprema. El próximo 16 de octubre, la alta magistrada cumplirá 75 años y ese día deberá cesar en sus funciones en la máxima instancia judicial por mandato constitucional.

Si embargo, el Consejo de la Magistratura (CM) presidido por Oscar Paciello, no tiene mayores apuros para convocar e iniciar el proceso de conformación de terna para ministro de Corte.

El viernes pasado, los consejeros “pensaron mejor” y decidieron que el CM no es el órgano calificado para controlar la originalidad de las tesis doctorales de los candidatos que se presenten para conformar la terna para ministro de Corte.

La modificación del Art. 50 del reglamento del que se excluyó la obligación al CM de controlar si las tesis doctorales incurren o no en plagio, es otra de las “cortinas de humo” del órgano conformador de ternas, para dilatar el inicio concurso para la Corte.

Para los anteriores cargos en que se iban a producir las vacancias en la Corte, el CM inició con 90 días de antelación del proceso de integración de terna, pero ahora, por circunstancias que no se explican, los consejeros realizan todo tipo de dilaciones para publicar el edicto del llamado a inscripción de los interesados en cubrir la próxima vacancia.

El retraso en la conformación de terna hará que la Corte Suprema de Justicia funcione con solo 8 de sus 9 miembros, por varios meses, lo que ahondará la ya cuestionada mora judicial en esta instancia.

Un cuarta etap que distorsiona las tres anteriores

Las tres etapas que prevé el reglamento del concurso para integración de terna que realiza el Consejo de la Magistratura, finalmente resultan un fraude.

Esto es así porque terminada las tres etapas del reglamento para el concurso y cuando ya se debería seleccionar a los tres mejores puntuados, los consejeros abren una no prevista en este reglamento ni justificada en alguna ley.

Esta nueva etapa consiste en que cada uno de los 8 consejeros proponen 10 a 12 candidatos de su predilección, sin tomar en cuenta las posiciones en que acabaron los postulantes. Resultan ternados los que tienen más nominaciones. Es decir, todo el proceso de audiencias públicas, calificaciones por idoneidad, años de ejercicio de abogado, y otros valores, no son tenidos en cuenta, sino quienes tuvieron más votos.

Son integrantes del CM, además de Paciello, su vicepresidente José Raúl Torres Kirmser, el senador Pedro Santa Cruz, el diputado Roberto Eudez González, el ministro de Corte Eugenio JIménez Rolón, la abogada representante del Poder Ejecutivo Mónica Seifart, el representante de las universidades privadas Cristian Kriskovich, el representante de los gremios de abogado Jorge Bogarín Alfonso.

El último, hasta ahora, engaño de éste órgano

Un ejemplo claro de la manipulación grosera en la que incurren los miembros del Consejo de la Magistratura, fue la conformación en terna de la que estuvo el ministro y actual presidente de la Corte, César Diesel.

- Diesel, tras concluir el concurso para terna, es decir, al acabar las tres etapas previstas en el reglamento, terminó en el lugar 19° de entre 21 candidatos. Pero por predilección de los 8 consejeros, tuvo 8 votos, con lo que fue el primer ternado.

En ese entonces, corrieron fuertes versiones, que surgieron ya antes de iniciarse el concurso para la Corte, que Diesel iba a ser ternado y que luego iba a ser designado ministro, por influencias políticas del actual vicepresidente de la República Hugo Velázquez.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05