Tras denuncia contra abogado por coacción, aparecen más víctimas

El fiscal Federico Delfino, quien encabeza la imputación contra el abogado Diego Lansac por coacción, coacción grave y lesión de derecho a la comunicación y a la imagen, informó que se comunicaron con él más personas contando que también fueron víctimas del mismo modus operandi del jurista. Estas denuncias ahora se deben formalizar.

El abogado Diego Lansac ya está imputado por los hechos punibles de coacción, coacción grave y lesión de derecho a la comunicación y a la imagen.
El abogado Diego Lansac ya está imputado por los hechos punibles de coacción, coacción grave y lesión de derecho a la comunicación y a la imagen.

Según precisó el agente del Ministerio Público, unas cinco o seis personas se comunicaron con él para comunicarle situaciones de coacción de las que también fueron víctimas y que tenían como autor al abogado Diego Lansac.

Estas personas tienen en común que todas tenían un relacionamiento laboral, personal o de otra índole con la persona ahora imputada, y vivieron circunstancias muy parecidas al caso primeramente denunciado.

En cuanto al caso denunciado inicialmente, Delfino detalló que el autor se creaba un perfil falso en la red social de Instagram, usando la misma foto de su víctima y simulando ser ella misma, se comunicaba con ella, con sus familiares y amistades. Es decir, clonaba su perfil.

Lea más: Detienen a conocido abogado por caso de supuesta sextorsión

Rastrean cuentas en redes sociales

Ahora, informó el investigador, se encuentran buscando más antecedentes rastreando las cuentas falsas de las redes sociales. También se han realizado solicitudes judiciales a empresas para que informen cómo se actuó con respecto a todo el movimiento relativo a la creación y eliminación de estas cuentas.

Con respecto a la primera denunciante y en base a la cual se inició la investigación contra Lansac, el fiscal refirió que se entrevistó varias veces con la víctima, y que concluyó que lo más grave de todo el caso es la coacción, así como la coacción grave. En este sentido, “si vamos a juicio oral se podría pedir condena máxima más la mitad de otro delito”, resaltó el fiscal. La coacción grave tiene una expectativa de pena de hasta tres años.

Lea más: Fiscalía allana oficina de Diego Lansac por supuesta sextorsión

Aguardan denuncias de víctimas

El investigador señaló que se le dieron las directrices a las afectadas y ahora espera que estas formalicen su denuncia.

Estas personas recibían hostigamiento en algún momento de la relación que mantenían con el abogado.

El jurista tenía ciertos “pedidos”, a sus víctimas, y si no cumplían con sus exigencias, levantaba fotografías íntimas que se había tomado en su momento la víctima y que estaban en su poder.

Aclaró que las coacciones no eran de tipo sexual, pero sí consistían en amedrentamientos dirigidos tanto a la víctima como a familiares y amistades.

Según el investigador, Lansac no obtuvo ningún beneficio patrimonial con estos delitos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05