Policías permitieron saqueos de autos por temor a más violencia, alegan

Ayer, los agentes policiales destinados a controlar la situación en los alrededores del Congreso Nacional observaban pasivamente mientras se saqueaban los autos que fueron siniestrados durante la protesta. El comisario Carlos Silva, subjefe de la Comisaría 12°, alegó que decidieron no reaccionar porque la “situación estaba muy sensible”, los indígenas seguían apuntando con sus flechas y prefirieron proteger la integridad del personal.

Adultos, adolescentes y niños se sumaron a la rapiña de los autos vandalizados en las protestas contra la ley que aumenta las penas por la invasión de propiedades.
Adultos, adolescentes y niños se sumaron a la rapiña de los autos vandalizados en las protestas contra la ley que aumenta las penas por la invasión de propiedades.

Numerosas imágenes quedaron como prueba de la inacción policial ante el saqueo de los automóviles que estaban estacionados frente a la Plaza de Armas ayer. El comisario Carlos Silva era uno de los que se encontraban presentes en el lugar y alegó que no podían avanzar porque no querían exponer aún más al personal.

“Fue una situación muy sensible en ese momento, los indígenas estaban calmados en ese momento y lógicamente no podíamos ingresar porque íbamos a exponerle más al personal que estaba a mi cargo. Esperamos cierto momento para poder ingresar y tratar de que los que estaban arribando la zona baja puedan esparcirse”, argumentó.

Añadió que ya tenían a al menos cuatro compañeros heridos y los indígenas seguían con sus flechas en mano, “en posición amenazante”. “Primero había que ver la integridad física del personal, ya teníamos cuatro heridos. Para prevenir algo peor, analizamos la situación“, enfatizó.

“Comprendo la situación, pero en ese momento estábamos en una situación muy sensible, entonces primeramente teníamos que ver siempre la integridad física del personal policial. Teníamos ya tres o cuatro personales gravemente heridos, no podía yo a pecho gentil avanzar mientras que estos indígenas estaban con las flechas como para atacar”, agregó el comisario en contacto con ABC Cardinal.

Al menos cuatro vehículos fueron incendiados en inmediaciones del Congreso Nacional ayer en medio de las manifestaciones en contra del proyecto de ley que endurece las penas contra las invasiones de tierras. Ya en horas de la tarde, cuando los incidentes habían sido controlados, numerosos jóvenes y hasta niños seguían sacando partes de los autos afectados para seguramente luego comercializarlas.

Todo eso sucedía ante la atenta mirada de los policías de varias agrupaciones especializadas y de las comisarías aledañas que fueron llamados para reforzar la seguridad.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05