Pisoteando estatuto agrario, FG busca premiar a invasores violentos de la estancia Pindó

En contra de lo que establece el Estatuto Agrario paraguayo, un grupo de legisladores del partido Frente Guazú (FG) busca dar marco legal a la invasión a una propiedad que pertenece a la Estancia Pindó, de la firma Pindó S.A. que, de hecho, hace seis años está invadida e inclusive violentada con quema de viviendas y vehículos por parte de los supuestos “sin tierra”. Dentro de la estancia Pindó, desde el 2015, fueron deforestadas cerca de 1.400 hectáreas de bosques nativos.

Imagen satelital de la Estancia Pindó, deforestada brutalmente por invasores. El Infona amplió la denuncia realizada en 2018, luego de la cual siguió tranquilamente el cambio de uso de la tierra.
Imagen satelital de la Estancia Pindó, deforestada brutalmente por invasores. El Infona amplió la denuncia realizada en 2018, luego de la cual siguió tranquilamente el cambio de uso de la tierra.Archivo, ABC Color

En el punto dos del orden del día de los temas a ser tratados este jueves, en la Cámara de Senadores, figura el proyecto de Ley: “Que declara de interés social y expropia a favor del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) para los fines de la reforma agraria, para ser transferidos a sus actuales ocupantes, la finca N° 5.603, padrón 4.284 del distrito de Curuguaty, departamento de Canindeyú, presentado por los senadores Sixto Pereira, Esperanza Martínez, Hugo Richer y Carlos Fillizzola, y que data del 4 de diciembre de 2014.

El representante de la Asociación Rural del Paraguay (ARP) ante el Indert, Abog. Diego Torales, explicó que dicha propiedad es una reserva forestal privada y aunque ya fue en gran parte deforestada, no puede ser expropiada, según establece el artículo 10 de la Ley N° 1863/ 2002; además, si se expropia se estaría premiando a los invasores, en contra de lo que establece el Estatuto Agrario nacional, que dispone en su artículo 98, que deberán ser desestimados los expedientes de expropiación a favor de los invasores sobre inmuebles que sean objeto de invasión u ocupación ilegítima y que hayan tenido intervención judicial.

Delitos ecológicos, rollotráfico y violencia por parte de “sintierras”

Por su parte, la Unión de Gremios de la Producción (UGP) denunció en varias ocasiones que la estancia Pindó, Dpto. de Canindeyú, fue ocupada por campesinos de la OLT (Organización de Lucha por la Tierra) desde el año 2015, y actualmente se encuentra deforestada casi en su totalidad. Según el gremio, ese fue el objetivo inicial de la ocupación, sin que las autoridades hicieran nada. Explica que las imágenes satelitales captadas por técnicos de la UGP revelan que el desmonte progresivo durante los cinco años posteriores a la ocupación, de 143 hectáreas en el 2015, subió a 1.172 hectáreas en ese año y actualmente ya se encuentra en cerca de 1.400 hectáreas arrasadas. El estudio satelital de la UGP muestra cómo en el 2008, el total de superficie con bosques nativos era de 3.657 hectáreas, y en 2015 ya era de apenas 2.494 hectáreas.

Se debe destacar especialmente que el 28 de marzo de 2016, unos 200 campesinos encapuchados de la OLT asaltaron con mucha violencia el casco principal de la estancia Pindó, destruyeron las instalaciones y quemaron una camioneta y maquinarias; las pérdidas fueron multimillonarias y fue estimado en cerca de US$ 500.000.

Según los datos que proporcionó la UGP, la Estancia Pindó es una empresa agropecuaria, con más de 50 años de antigüedad, ubicada a 70 km. al este de Curuguaty sobre la Ruta 10, con dirección a Salto del Guairá. La misma se dedica a la producción de ganado Brangus de élite, desarrollado en 1.500 hectáreas de pastura, 1.000 hectáreas de agricultura y posee 2.780 hectáreas de monte virgen, aproximadamente, inscriptas como reserva forestal.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.