En Senado pedirán postergar protocolo contra el comercio ilícito de tabaco

Comisiones del Senado pedirán hoy postergar el estudio del Protocolo para la eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco, adoptado en Seúl, Corea, en 2012, para “un mejor estudio”, según el planteo.

Enrique Bacchetta, miembro del JEM, que hace un año y cinco meses envió el primer pedido al alto tribunal.
Enrique Bacchetta (ANR), presidente de la comisión de Legislación del SenadoArchivo, ABC Color

La comisión de Legislación del Senado, presidida por el senador colorado Enrique Bacchetta, resolvió en mayoría solicitar la postergación del Protocolo contra el comercio ilícito de tabaco. El documento fue enviado al Congreso por Mario Abdo Benítez en 2018 a pedido de la OPS y la OMS

La senadora Desirée Masi (PDP) dijo ayer que las comisiones de Relaciones Exteriores y la de Industria y Comercio tienen esta postura, debido a la extensión del documento, que amerita un estudio más cuidadoso.

Masi rechazó los argumentos de José Ortiz en nota dirigida al presidente del Senado Oscar Salomón Ortiz, desautorizado como vocero “anti contrabando” de la UIP, alegó en su nota que el protocolo castiga a los legales y propicia el comercio ilegal.

Ortiz, en su carácter de presidente de la Unión Tabacalera del Paraguay, solicitó por nota al presidente del Senado, Óscar Salomón (ANR, Añetete), rechazar el proyecto de ley que ratifica el protocolo internacional de lucha contra el comercio ilegal de la industria que defiende. Hace un mes Ortiz quiso dar cátedra de lucha contra el contrabando de productos y alimentos en el país en un foro de la Unión Industrial Paraguaya (UIP). Sin embargo, las autoridades de este gremio lo desautorizaron.

“Este Protocolo tiene como objetivo de fondo obstaculizar que las industrias de tabaco nacionales exporten a las zonas francas, a fin de que las multinacionales sigan controlando el mercado internacional a nivel global”, sostuvo en su nota.

Cifras oficiales confirman que en el país se producen 2.800 millones de cajetillas al año, pero entre el consumo interno y la exportación legal llegan a apenas 600 millones de unidades. Hay una brecha de 2.200 millones de cajetillas de las que no se sabe su destino final y se presume que hay contrabando. Para determinar la producción tabacalera y valor en fábrica tomamos en cuenta los datos suministrados por la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) sobre declaración del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC), que fue de G. 308.344 millones (US$ 44 millones) en el 2020 (ese año fue menor debido al efecto pandemia), sobre un total de 2.800 millones de cajetillas fabricadas (según la misma SET).

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.