No tienen casa, vehículos ni deudas

La pareja integrada por el diputado velazquista Esteban Samaniego y su esposa Patricia Corvalán, intendenta de Quyquyhó, declararon tener casi nada ante la CGR. Ambos manifestaron no tener casa, vehículos ni deudas.

El Diputado Esteban Samaniego (ANR) protege desde el Congreso a su pareja, la intendenta de Quyquyhó, Patricia Corvalán.
El diputado Esteban Samaniego junto a su esposa, Patricia Corvalán.Archivo, ABC Color

Patricia Adriana Corvalán (ANR, velazquista), intendenta de Quyquyhó y esposa del diputado Esteban Samaniego, declaró ante la Contraloría General de la República (CGR) que no tiene nada en cuanto a activos y pasivos. Es decir, llamativamente no registra bienes como tampoco deudas con nadie, según el documento.

Lo único que manifestó la jefa comunal fueron sus ingresos mensuales de G. 32 millones, integrado por un salario de G. 3.000.000 y G. 29 millones de su cónyuge. En cuanto a sus egresos mensuales, no superan los G. 4.600.000, por alimentación, servicios básicos, telefonía celular y educación.

No registró ingresos ni egresos anuales, según su declaración jurada.

Similar situación

Curiosamente, similar situación declaró el diputado velazquista Esteban Samaniego, esposo de Corvalán. Su único activo es G. 500.000 en efectivo y 122 cabezas de ganado por G. 341.600.000, según la rectificación presentada el 26 de junio de 2020.

El legislador no tiene pasivos, es decir, no hay deudas con nadie. En cuanto a sus ingresos mensuales, manifestó que eran de G. 35.774.840, integrado por su remuneración de G. 32.774.840 y el salario de su cónyuge de G. 3.000.000.

Sus egresos mensuales, por su lado, eran de G. 6.000.000, por alimentación, servicios básicos, telefonía celular, educación y combustibles.

El diputado sí declaró ingresos anuales, por G. 83 millones, integrados por un aguinaldo de G. 3.000.000 y venta de ganado por G. 80 millones, de acuerdo a su declaración jurada.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.