Hospital Acosta Ñu: leucemia, el cáncer que más afecta a niños

El doctor Pío Alfieri, director del Hospital Pediátrico Acosta Ñu, informó que la leucemia es el tipo de cáncer que más se registra en ese sitio cada año. La buena noticia es que el porcentaje de supervivencia es entre 80 y 95%. El médico pidió estar alerta a señales específicas en los niños para la detección temprana de la enfermedad.

Desde el inicio de la pandemia, 71 niños ya dieron positivo a la enfermedad en el Hospital Pediátrico Niños de Acosta Ñu.
Acceso al Hospital General Pediátrico Acosta Ñu (Foto de archivo).Archivo, ABC Color

El doctor Alfieri conversó este sábado con ABC Cardinal sobre los casos oncológicos que se reciben en el hospital que dirige, uno de los de referencia a nivel país para el tratamiento a niños y adolescentes. En ese sentido, indicó -con base en estadísticas anuales- que la leucemia es el tipo de cáncer que se da con más frecuencia.

“La gran dama es la leucemia, la más frecuente, son más de 60 casos anuales. Hay tratamiento de drogas, pero también hay la posibilidad del trasplante ahora; cada vez más consolidado ese programa”, señaló Alfieri.

Pese a la gran cantidad de casos, el porcentaje de recuperación es igualmente alto, indicó. “La leucemia está por el 80, 85 % (de índice de recuperación). Si se puede conseguir el trasplante de médula incluso pasa a 90 %, que son cifras muy respetables. Si se detecta temprano, 95% (…) La detección temprana es muy importante, es importante luchar mientras el chico tenga los glóbulos blancos en cifras normales y no en cifras astronómicas”, añadió.

El médico dijo que el cáncer de la sangre no se puede prevenir ni nadie puede anticiparse al cuadro, por lo que es importante estar atentos a las señales en los niños y adolescentes. Por ejemplo, contó que algunas de ellas son las hemorragias frecuentes de encías, de nariz o la aparición de moretones en zonas en donde generalmente no se dan con frecuencia, como los muslos, las nalgas o el brazo. “(El moretón) tiene que ser llamativo. No hay forma de prevenir, de anticiparse a la leucemia. Uno puede tener un hemograma completo normal y a los dos meses salga con una leucemia”, precisó.

Después de la leucemia, también son frecuentes los tumores cerebrales – que tiene un bajo porcentaje de oportunidades de supervivencia –, y los tumores óseos.

“Con los tumores cerebrales, en todo el mundo, es poco lo que se puede hacer. Las cirugías dejan secuelas. Con los tumores óseos se está consiguiendo más del 60%; (de supervivencia) pero se mejora, cada vez mejora el tratamiento”, enfatizó.

En otro momento, manifestó que el hospital está siempre en proceso de ajustarse a altos estándares de calidad. “Siempre tratamos de incluir el arsenal terapéutico del mundo desarrollado, con las limitaciones de un país en desarrollo, con restricciones presupuestarias. Estamos en la lucha, sabiendo que damos esperanzas a los padres. Estamos para acompañar en el hospital. No es un limitante el aspecto económico como era antes en el Paraguay”, sostuvo.

En ese contexto, indicó que para los pacientes oncológicos hay hasta habitaciones individuales, con 20 camas en total; además de una escuela para dar continuidad escolar a los niños y adolescentes, de modo a que el paciente no pierda el año escolar.

Finalmente, expresó que entre los desafíos del hospital figura la necesidad de mantener una provisión continua de drogas y de conectar con un registro internacionales de donantes de médula, lo que aumentaría la capacidad de conocer compatibilidades de donantes para los pacientes en el país.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.