Buscado por Brasil podía circular sin ser apresado desde hace 2 años

Un supuesto integrante de una red narco internacional, Lindomar Reges Furtado (42 años), fue ubicado en el Paraná Country Club de Hernandarias. Desde el 2020 fue beneficiado con un habeas corpus con el que evitaba ser aprehendido por la Policía paraguaya. Tiene procesos abiertos en Brasil, pero recién desde ayer la Fiscalía oficializó su captura para entregarlo al vecino país.

La propiedad en la que fue ubicado Reges, pero no encontrado.
La propiedad en la que fue ubicado Reges, pero no encontrado.Gentileza

Tras una investigación de 18 meses, se llevaron a cabo varios procedimientos en los estados de Río de Janeiro, São Paulo, Paraná, Santa Catarina y Mato Grosso, en Brasil; en simultáneo en Paraguay, España y Dubai, a raíz del descubrimiento de un grupo encargado de adquirir cocaína de Bolivia y Colombia, para su posterior transporte, almacenamiento y venta. Este envió de Brasil a Europa, ocho toneladas.

En ese contexto, se ejecutaron las operaciones: “Turf”, llamada así por una de las formas de lavado de dinero de la red, que es la adquisición y venta de caballos de carreras; y “Brutium”, referente a los miembros de la organización “No Limit Soldiers”, originaria de Curazao, en el Caribe, con ramificaciones en países de Centroamérica y Holanda.

En Paraguay

Una comitiva integrada por agentes de la Senad y los fiscales Antidrogas Manuel Rojas Rodríguez y Elvio Aguilera, así como Manuel Doldán, de Asuntos Internacionales, efectuaron allanamientos en el Paraná Country Club de Hernandarias y en una fábrica de blindados “Black Eagle”, del bloque B del parque industrial de Ciudad del Este.

En Hernandarias, el blanco fue Lindomar Reges Furtado, quien posee 67 procesos en el Brasil y fue ubicado ahí. El Ministerio Público recibió el pedido del vecino país y desde ayer, su pedido de captura en nuestro país se hizo oficial.

La comitiva fue retenida por la segunda guardia del Paraná Country Club. Esto provocó un retraso importante y en ese ínterin se produjo la huida de Furtado, pues cuando llegaron a la casa, ya no se encontraba.

Luego de observar imágenes de circuito cerrado de la casa y fuertes sospechas de complicidad por parte de los guardias de turno, los intervinientes ordenaron que los 20 guardias queden demorados y a cargo de la fiscala Natalia Montanía.

A la tarde fueron liberados 18 guardias y otros dos han sido imputados.

Más tarde hallaron abandonado el rodado en el que habría escapado, en un lavadero ubicado cerca del predio del Instituto de Previsión Social (IPS) local.

En Brasil, fue detenido Marcus Vinicius Espíndola Marques de Padua, otro supuesto miembro del grupo.

“Prohibida su aprehensión”

Los intervinientes descubrieron que Reges, desde el 28 de febrero de 2020, fue beneficiado con un habeas corpus preventivo, otorgado mediante S. D. N° 4, firmada por Carlos Vera Ruiz, juez penal de garantías N° 3 de Ciudad del Este.

La consecuencia de esa decisión judicial fue “prohibir a los miembros de la fuerza pública encargada o facultada de la aprehensión de personas a ejercer esta medida sin que se observen los presupuestos establecidos en el Art. 239 del CPP”.

Lindomar solicitó la garantía constitucional porque desde “noviembre de 2019 sigo siendo víctima de una constante persecución por parte de algunos personales policiales de Ciudad del Este y Hernandarias [...] proceden a demorarme por varios minutos [...] probablemente con intenciones de recibir alguna dádiva a cambio, [...] diciendo que era procurado por la justicia de la Rea. del Brasil”.

Según se menciona en el documento, el juez solicitó informes sobre los datos al Ministerio Público, la Policía y la Interpol tanto de Asunción como de Brasil, quienes no mencionaron que Reges Furtado contara con antecedentes algunos y tampoco orden de captura internacional pendiente. Incluso le recomendó al accionante denunciar ante la Fiscalía para que se investiguen los hechos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.