“Si hay una presión hacia un juez, hay que denunciar el hecho porque eso es algo punible”, afirma jueza Criscioni

La jueza Claudia Criscioni, presidenta del tribunal de sentencia que condenó a Ramón González Daher por usura y lavado de dinero, reflexionó sobre la causa que involucra al exdirigente deportivo y su mecanismo de “apriete” a fiscales y jueces. Según afirmó, todo hecho que busque coaccionar a funcionarios públicos debe ser denunciado.

“Si hay una presión hacia un juez, hay que denunciar el hecho porque eso es algo punible”, expresó la jueza Claudia Criscioni, al referirse al esquema de “aprietes” a jueces y fiscales que sostenía Ramón González Daher.

Criscioni fue presidenta del Tribunal de Sentencia que condenó a González Daher por usura y lavado de dinero. En la sentencia se estableció que jueces y fiscales de nuestro sistema judicial fueron cómplices del condenado en la comisión de los hechos punibles castigados en el fallo judicial.

Afirmó que dentro de sus actuaciones en la causa de González Daher, remitieron a las instancias correspondientes los elementos que hacen referencia al esquema de coacción supuestamente ejercido por el condenado y que quedó en manos de estos la apertura de un nuevo procedimiento. “Nosotros remitimos todos los antecedentes, la Fiscalía ofreció 155 carpetas fiscales como medios de pruebas, eso remitimos”, mencionó.

Igualmente, recordó que la sentencia a RGD aún no está firme y que están a la espera de las resoluciones de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). “Lo que habíamos constatado es que había una serie de procedimientos que no correspondían”, acotó.

El pasado 10 de diciembre Ramón González Daher fue condenado a 15 años de prisión por usura y lavado de dinero, y fue señalado por sostener un sistema de “aprietes” a jueces y fiscales. Por esto, desde el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) pidieron que se analicen las actuaciones de los funcionarios judiciales involucrados en los hechos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.