Iteños exigen mejor servicio de transporte público ante chatarras y abandono del tramo

Ciudadanos iteños iniciaron una campaña para mejorar el servicio de transporte público. Hoy estuvieron en la zona del Mercado de Itá y la meta es juntar 1.000 firmas. Ya presentaron notas a la Municipalidad y al Viceministerio del Transporte, pero no hay respuesta.

Uno de los colectivos descompuestos bajando pasajeros.
Uno de los colectivos descompuestos bajando pasajeros.

El ciudadano Víctor Villagra narró que desde hace años los iteños sufren un pésimo servicio de transporte público en el itinerario Itá-Lambaré, explotado por las empresas Cotrisa, cuyo gerente es Ignacio Cárdenas, y 3 de Febrero, representada por Claudio Arias, ambas reguladas por el Viceministerio del Transporte, ente cuyo titular es Víctor Sánchez Chamorro.

Sin embargo, dijo que todo empeoró cuando Cotrisa supuestamente fue a la quiebra y dejó el ramal hace ocho meses. “Antes era pésimo y ahora empeoró”, lamentó el entrevistado.

Apuntó que no se cumplen las frecuencias establecidas y que las unidades se encuentran en pésimas condiciones. Agregó que “al subirse a uno de los colectivos se vive una total incertidumbre, ya que uno no sabe si va a llegar o no. La mayoría de las veces se descomponen”.

También señaló que los días de lluvia los vehículos directamente no circulan y que el servicio en horario nocturno es nulo.

Agregó que los reclamos a las autoridades se complican. El intendente Jorge Di Martino (PLRA) no responde a las quejas y el presidente de la Junta Municipal, Juan Cárdenas, es accionista de la empresa Cotrisa, la cual abandonó el itinerario.

Villagra dijo que también reclaman al Viceministerio del Transporte una operadora que con un solo pasaje una Itá con el centro de Asunción, ante la situación económica.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.