Pistola usada contra Acevedo era de un hombre asesinado hace 5 años

El intendente de Pedro Juan Caballero, José Carlos Quevedo Acevedo, de 51 años de edad, “se está apagando”, anunció ayer el médico David Peña, del sanatorio privado Viva Vida donde está internado el jefe comunal desde el atentado que sufrió el martes de tarde. Una de las dos pistolas usadas en el ataque pertenecía a un hombre que fue asesinado en 2017.

José Carlos Acevedo Quevedo, intendente de Pedro Juan Caballero baleado en atentado.
José Carlos Acevedo Quevedo, intendente de Pedro Juan Caballero baleado en atentado.

PEDRO JUAN CABALLERO (Gilberto Ruiz Díaz, corresponsal; Aldo Rojas, enviado especial). “Las esperanzas son mínimas ahora. Después de esto, lo único que tenemos es la fe, que pueda revertir todo esto, un milagro”, fueron las dolorosas palabras del doctor tratante, ayer a la tarde.

David Peña precisó que la situación de José Carlos Acevedo es prácticamente irreversible y aseguró que se hizo todo por él. “Se está apagando”, confirmó.

“El riñón está empezando a disminuir, el corazón se está empezando a cansar, el pulmón está oxigenando poco y está entrando en eso, en las falla multiorgánica”, detalló el médico.

Siete balazos

José Carlos Acevedo acusó en total siete balazos al ser atacado el martes a las 16:31 sobre la calle Alejo García, en medio de los edificios de la Municipalidad y el Palacio de Justicia de Pedro Juan Caballero.

El crimen fue perpetrado por cuatro hombres encapuchados que usaron un Volkswagen Polo robado en Brasil.

Dos de los sicarios bajaron del auto y persiguieron por unos metros a Acevedo y le dispararon con pistolas calibre 9 milímetros.

Otro criminal no llegó a bajar del vehículo. El cuarto maleante solo condujo el rodado.

El vehículo de los pistoleros fue quemado en la colonia Portera Ortiz, a 12 kilómetros del centro de Pedro Juan Caballero, a 200 metros de la línea internacional que divide Paraguay de Brasil.

Pistola de un muerto

Una pericia balística determinó que una de las pistolas usadas para atacar al intendente, una Glock 17, pertenecía a Fernando Javier Lezcano Giménez, alias Gordo, quien fue asesinado a tiros el 16 de diciembre de 2017 en Pedro Juan Caballero, en un atentado en el que también murió su amigo Oscar Marcial Franco, alias Sapo.

Cuando eso, Gordo andaba armado porque ya había sufrido un atentado anteriormente.

La viuda

Cuando finalmente lo eliminaron, la pistola de Gordo fue entregada a su viuda, Mirta Raquel López Benítez, quien desde anoche pasa a ser un objetivo de los investigadores ya que debe explicar cómo es que el arma de su difunto esposo terminó en poder de los sicarios que dispararon contra el intendente Acevedo.

La viuda de Gordo seguiría viviendo en Pedro Juan Caballero.

La misma pistola Glock 17 fue disparada el año pasado en otro evento en el departamento de Guairá, por lo que también se anuncian relevantes procedimientos para hoy en este sentido, en el marco del operativo de identificación de los últimos poseedores del arma.

Para la Policía y la Fiscalía, será clave atrapar a la viuda de Gordo, en Pedro Juan Caballero, y a las otras personas sospechosas, en el departamento de Guairá, de modo a hacer la trazabilidad de la pistola y así saber quiénes pudieron haber atacado al intendente liberal.

Cambios

Por otro lado, el director de Policía de Amambay, comisario general inspector Ever Caballero, fue destituido ayer a raíz del atetado contra el intendente de Pedro Juan Caballero, José Carlos Acevedo Quevedo.

En su lugar asumió el comisario general inspector Rubén Paredes, quien ya fue jefe de Investigaciones de Amambay entre 2020 y 2021.

Paredes venía desempeñándose como director de Policía de Paraguarí, puesto que dejó al comisario general inspector Justo Galeano.

Como segundo de Paredes fue nombrado en Amambay el comisario principal José Portillo, quien pasa a ser ahora el jefe de Prevención y Seguridad.

Portillo ocupa el lugar del comisario principal Alcides Cantero, quien de momento queda sin cargo.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.