Cientos de personas acompañan al intendente Acevedo hasta su última morada

Los pobladores de los distintos barrios de Pedro Juan Caballero acudieron en masa para acompañar el cortejo fúnebre que partió esta tarde desde el Palacete Municipal, donde fueron velados los restos del intendente José Carlos Acevedo. El jefe comunal murió ayer, tras varios días de agonía luego de sufrir un atentado el martes pasado frente a la Municipalidad.

Cientos de personas acompañan al intendente José Carlos Acevedo hasta su última morada.
Cientos de personas acompañan al intendente José Carlos Acevedo hasta su última morada.Gilberto Ruiz Díaz

Los restos mortales del jefe comunal de Pedro Juan Caballero, José Carlos Acevedo, fueron llevados primeramente frente a la radioemisora que pertenece a la familia Acevedo, donde los funcionarios le rindieron un pequeño homenaje y exigieron justicia.

Posteriormente, el cortejo fúnebre fue hasta la Iglesia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, donde se llevó a cabo la misa de cuerpo presente. El acto religioso fue presidido por monseñor Miguel Ángel Cabello, obispo de la Diócesis de Concepción y Amambay, y el padre Ronaldo Ocampos, párroco de la iglesia del Perpetuo Socorro.

“Que tu sangre derramada no sea en vano”

Durante la misa en cuerpo presente, monseñor Cabello resaltó que en este momento de dolor, es crucial empezar a reflexionar sobre todos los temas relacionados a la corrupción y el lavado de dinero. “En homenaje a este ejecutivo municipal, que ha dado su vida por el pueblo”, manifestó.

Oró para que Dios habite en el corazón de cada hombre y ayude a reflexionar a toda la población. “José Carlos, que tu sangre derramada no sea en vano, que sea semilla de esperanza para una sociedad mejor, que sea el inicio de la transformación, de la construcción de una comunidad más pacífica para tu querida ciudad de Pedro Juan de Caballero”, sentenció.

Acevedo falleció anoche

El fallecimiento del jefe comunal de Pedro Juan Caballero fue confirmado en la noche de este sábado, luego de varios días de agonía y haber sufrido una muerte cerebral. Los jefes médicos encargados de su tratamiento durante varios días informaron que su estado era muy crítico y las posibilidades de sobrevivir eran muy bajas, pero a pesar de ello Acevedo luchó durante tres días, hasta que finalmente su corazón dejó de latir.

En total, recibió siete disparos de arma de fuego de parte de un sicario que actuó en complicidad con al menos otros dos criminales. Cuatro de las balas se localizaron en su cuello y las demás en los brazos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.