Marito se jactó de las obras, pero se olvidó de deudas con las contratistas

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, aprovechó su cuarto informe de gestión ante el Congreso para jactarse de las obras viales que ejecuta el MOPC. Enfatizó que desde el 2018 se han habilitado más de 3.200 km de nuevos asfaltados, pero se olvidó de mencionar la millonaria deuda de US$ 380 millones que tiene con sus contratistas.

El puente Asunción-Chaco’i es una de las obras del MOPC que avanza gracias a la banca local.
El puente Asunción-Chaco’i es una de las obras del MOPC que avanza gracias a la banca local.gentileza

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, aprovechó su cuarto informe de gestión ante el Congreso para jactarse de que durante el último año, su Gobierno habilitó más de 1.000 km de nuevos asfaltados a nivel nacional y que desde el 2018 se han habilitado más de 3.200 km de nuevas vías en el país.

Pero el presidente Mario Abdo se olvidó de mencionar que el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), cuyo titular es Arnoldo Wiens, está adeudando más de US$ 380 millones a las empresas contratistas, firmas que continúan con la ejecución de los trabajos gracias a que ceden las deudas pendientes del Estado a diferentes bancos de plaza.

En este caso, el MOPC ya viene acumulando una deuda de más de US$ 171 millones con diferentes bancos del país, compromisos que hasta ahora no se sabe cómo se cubrirán. Esto por la implementación de la modalidad de “cesión de deuda” para que las contratistas de la cartera puedan cobrar por los diferentes proyectos en ejecución. A esto se suman más de US$ 200 millones que debe el ministerio a las diferentes constructoras por los certificados de avances, según los registros oficiales.

Para que las obras no paren, las empresas constructoras trasladan el derecho de cobro por los certificados de obras a los bancos y las diferentes entidades adelantan el pago a las firmas con el descuento de una tasa. La modalidad se comenzó a implementar con la administración del ministro Wiens, porque Obras Públicas no cuenta con recursos para pagar a las contratistas y estas recurren a los bancos para que las obras no paren.

Esto está ocurriendo porque el ministro licitó varias obras con financiamiento de fondos locales que no se disponían y por eso las empresas recurrieron a la cesión de las deudas del MOPC a la banca nacional para poder cobrar. Sin embargo, en algún momento el Estado tendrá que pagar estos compromisos y se teme que se convierta en un barril sin fondo.

Pagos dependen de Hacienda

Lo último que informó sobre este tema el viceministro de finanzas de la institución, Carlino Velázquez, es que los pagos dependen del Ministerio de Hacienda, que debe liberar los recursos para los desembolsos. Asimismo admitió que si no se abonan estas obligaciones lo antes posible, las tasas de interés irán aumentando.

El pago de estos compromisos está pendiente de dos préstamos programáticos de libre disponibilidad, por US$ 200 millones, cuya aprobación depende del Congreso.

Entre las obras que citó Abto Benítez resalta la construcción de la “Ruta de la Leche”, el “Corredor Agroindustrial”, la “Costanera Sur”, el Hospital de Coronel Oviedo y el Hospital del Sur y el “Puente Héroes del Chaco”, que unirá Asunción con Chaco’i, que justamente está avanzando gracias a los bancos locales.

Sobrecostos de las obras

Otro punto que el presidente Abdo Benítez se olvidó de mencionar en su informe de gestión es que todas las obras que ejecuta el MOPC siguen teniendo siderales sobrecostos, con los cuales se beneficia principalmente a diferentes constructoras que erigen las infraestructuras viales. En casi todos los contratos se llega al encarecimiento del 20% que permite la ley de Contrataciones, abusando del marco legal. Estos encarecimientos ya están representando más de US$ 200 millones a favor de las constructoras.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.