#25NPy: Marchan para exigir la erradicación de la violencia hacia las mujeres

ENCARNACIÓN. Según las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) que militan contra la Violencia Basada en Género, en nuestro país la cultura normaliza la violencia hacia las mujeres. Esto se ve reflejado en la realidad con 32 feminicidios y 7 tentativas se registraron en lo que va del año, mientras que la violencia doméstica-intrafamiliar es el segundo hecho punible más denunciado en Paraguay.

Mural realizado por la articulación 25N en conmemoración al día Internacional de la Eliminación de la violencia hacia las Mujeres.
Mural realizado por la articulación 25N en conmemoración al día Internacional de la Eliminación de la violencia hacia las Mujeres.

Cada 25 de noviembre se recuerda fecha el caso de las hermanas Mirabal, las activistas que luchaban contra el régimen dominicano de Rafael Trujillo (1930-1961) que en esa fecha pero del año 1960 fueron asesinadas. Funcionarios de la policía secreta ahorcaron a las mujeres para luego lanzarlas dentro de su vehículo por un precipicio para simular un accidente automovilístico.

Minerva, Patria y María Teresa son un símbolo de la República Dominicana y desde 1999 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Julieta Gamarra, de la articulación 25N que componen varias OSC que invitan a la marcha, comenta la importancia de las reivindicaciones que exponen ante la falta de acciones del estado para cumplir con el compromiso que asumió en las convenciones internacionales para erradicar la desigualdad y la violencia en contra de las mujeres.

Resaltaba que cualquier persona puede hacer la denuncia si conoce un hecho de violencia, no así que “no nos tenemos que involucrar o tenemos que mirar para otro lado” como se acostumbra.

“En muchos casos decimos a las mujeres que denuncien pero sus denuncias no son tenidas en cuenta o los procesos no llegan hasta el final”, expresó.

“El estado no esta haciendo lo suficiente”

Según declaró Gamarra, la asignación presupuestaria del Ministerio de la Mujer es mínima. Los casos de feminicidios y denuncias de violencia demuestra que “lo que sea que se esté haciendo en prevención no es suficiente, la falta educación y que las instituciones sean eficientes que se hagan cargo”, es decir, que reciban protección.

Además ella insta a realizar las denuncias en cualquier comisaría o en la Fiscalía, porque todas las autoridades tienen la obligación de tomar la denuncia por ley. También las secretarias municipales de la mujer pueden orientar a las víctimas así como utilizar las líneas gratuitas de apoyo a casos de violencia.

En Paraguay existe la ley la Ley 5777/16 de Protección Integral a las Mujeres reconoce 15 formas de violencia contra la mujer: violencia feminicida; violencia física; psicológica; sexual; contra los derechos reproductivos; patrimonial y económica; laboral; política; intrafamiliar; obstétrica; mediática; telemática; simbólica; institucional y contra la dignidad.

Academia aporta a lucha

Por otra parte, la entrevistada destacó que en cooperación con las Universidades Nacionales de Itapúa, Pilar y Villarrica de la región sur y centro del país, mediante el “proyecto sumamos mujeres, sumamos igualdad” conforman el Observatorio del Sur sobre igualdad de género.

El observatorio recolecta datos que reflejan la desigualdad que hay entre hombres y mujeres en el ámbito político, constituyendo un tipo de violencia hacia ellas.

Los datos muestran que en la región las mujeres tienen menos espacios de participación política y acceden menos a espacios de representación.

En Itapúa sólo en las elecciones del 2003 una mujer fue electa diputada por el departamento, para que en elecciones posteriores todas las bancas sean ocupadas por hombres.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.