Extraño hallazgo desató curiosidad en escuela rural de General Artigas

GENERAL ARTIGAS, Itapúa. Obreros que realizaban tareas de remodelación en una escuela rural de la compañía Ypayeré de este distrito se llevaron gran sorpresa cuando hallaron un cofre de madera enterrado en el piso de un aula. La emoción y la expectativa de estar ante un “plata yvyguy” (oro enterrado), sin embargo, se disipó enseguida.

El cofre de madera rústica estaba enterrado en el piso de una de las aulas de la escuela básica número 2033 “Tte. Julio López”, de la compañía Ypa yere, distrito de General Artigas.
El cofre de madera rústica estaba enterrado en el piso de una de las aulas de la escuela básica número 2033 “Tte. Julio López”, de la compañía Ypa yere, distrito de General Artigas.gentileza

En el interior de una caja rústica de madera fue encontrada una placa de piedra basáltica de unos 9 x 13 centímetros, en el cual lleva tallada la inscripción “P. Fundamental Ela Nro 351 Ypayeré -I-8-1939 (Paraguay)”.

Junto a la placa, en el mismo cofre, una hoja de papel blanco con un texto, guardado en el interior de una pequeña botella de plástico. La humedad afectó el material, y no se pudo determinar el contenido, solamente es legible parte de una firma escrita de puño y letra con tinta azul, en la que se lee “Néstar Chamorro de López”.

El cofre estaba enterrado en el medio de un aula y el hallazgo se produjo cuando los obreros realizaban una excavación para los cimientos de una pared que divide el aula en dos, como parte de unas tareas de remodelación del local escolar encarado por la Comuna local.

Estamos investigando el origen y tratando de averiguar por qué razón fue colocada ahí, dijo Víctor Hugo Duarte, director de la escuela. La placa hace referencia a que se trataría de la piedra fundamental de la escuela, y tal vez coincida con el año de construcción de esta aula, porque la escuela fue construida en el año 1910, y el local original era con techo de paja, señaló el docente.

Según precisó el profesor Duarte, ya consultó con una antigua directora de la institución, la profesora Ñeca Cabral de López, quien le refirió que se habla de una botella que estaría enterrada en algún lugar de la escuela, en la cual se guarda información sobre su origen, pero hasta ahora no fue encontrada esa botella, ni existe plena certeza de su existencia.

Por lo pronto, la placa encontrada será instalada en el mástil de la escuela, como un hallazgo histórico, mientras siguen indagando sobre su origen y el propósito de haberlo dejado en el lugar.

La escuela

La escuela en cuestión está identificada como Escuela Básica número 2033 “Tte. Julio López”. Fue fundada en el año 1910, y fue una de las primeras escuelas del distrito, según se cuenta.

Está ubicada en la compañía Ypayeré, un pueblito rural de no más de 83 personas dedicadas a la agricultura de subsistencia, distante unos 10 kilómetros del centro urbano de General Artigas y cinco kilómetros al oeste de la Ruta PY08 “Dr. Blas Garay”.

La escuela tiene un total de 24 alumnos, del preescolar al sexto grado, con excepción del cuarto grado, que no tiene alumnos este año, según confirmó su director, Prof. Víctor Hugo Duarte.

Es una escuela rural muy modesta, pero tenemos agua corriente y electricidad, y ahora estamos por contar con el servicio de Internet. Tenemos una pequeña biblioteca y mi objetivo es conseguir un aparato de televisión para que los niños conozcan, reciban información de distintos lugares del mundo y poder proyectar videos educativos, señaló el docente.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.