Alto Paraná tiene nuevo obispo

CIUDAD DEL ESTE. En una ceremonia en la Catedral, fue ordenado, como obispo auxiliar de la Diócesis de Ciudad del Este, monseñor Pedro Collar, quien se convirtió también en el primer obispo nacido en Alto Paraná, prestando servicios en esta comunidad.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/IZTSX42CKBCKFIIA44G4AVM6IE.jpg

El acto de ordenación contó con la presencia de autoridades locales, todos los obispos del país, familiares e invitados especiales.

Pedro Collar Noguera nació el 09 de setiembre de 1963 en Juan León Mallorquín, Alto Paraná y fue ordenado sacerdote el 07 de junio de 1992 en la Diócesis de Ciudad del Este, donde fue vicario de la Parroquia San Lucas, vicario de la Parroquia Virgen Aparecida de Los Cedrales, Moderador del Equipo Sacerdotal de la Parroquia San Blas y Canciller de la Curia, Vicario General de Ciudad del Este y profesor de Derecho Canónico en la Universidad Católica de Hernandarias, entre otros cargos ocupados.

El nombramiento como Obispo Auxiliar de la Diócesis de Ciudad del Este por parte del Papa Francisco, convierte al sacerdote en el primer obispo nacido en Alto Paraná, en llegar hasta ese punto de la consagración en su compromiso con Dios y la Iglesia, para brindar servicios en su propia diócesis.

La ordenación estuvo a cargo de monseñor Edmundo Valenzuela, arzobispo metropolitano de la Santísima Asunción. Fueron co ordenantes, monseñor Guillermo Steckling, obispo titular de la Diócesis de Ciudad del Este, y monseñor Ignacio Gogorza, obispo emérito de Encarnación.

La primera celebración eucarística del padre Pedro Collar como obispo auxiliar será este domingo, a las 09:30, también en la Catedral.

Valenzuela destacó, durante su homilía, que el lema episcopal elegido por monseñor Pedro Collar para su ordenación fue;  “A quién iremos, Señor? Sólo tú tienes la Palabra de Vida Eterna”.

“Todavía en toda América Latina se ve que la fe está siendo desmoronada, hay un germen en todas partes de desvalorizar la vida cristiana y por lo tanto en estas circunstancias muchos abandonan a Cristo Jesús o bien viven una fe informal, una adhesión informal a la iglesia, ya no se sienten miembros activos. Más que nunca, como Pedro, monseñor Pedro Collar quiere reafirmar: Señor, a quién iremos, solo tú tienes palabra de vida eterna”, dijo durante su homilía Valenzuela.