Caso Arrom y Martí: “Hay serias contradicciones”

Juan Ernesto Villamayor, ministro del Interior, sostuvo que en los argumentos presentados por la defensa de Juan Arrom y Anuncio Martí existen “serias contradicciones” y aseguró que el Estado paraguayo “tiene argumentos sólidos” para no ser condenado.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/47XVP74RMZC37DMPSVFX37EJFE.jpg

Durante su visita en ABC Cardinal, Juan Ernesto Villamayor, ministro del Interior, expresó su postura sobre la demanda contra el Estado paraguayo de Juan Arrom y Anuncio Martí, investigados por estar implicados presuntamente en el secuestro de Edith Bordón de Bernardi, en 2001.

Ambos denunciaron haber sido supuestamente torturados por la Policía y huyeron al Brasil, donde pidieron refugio político. Ahora, Paraguay pide que estos prófugos de la Justicia vengan a rendir cuentas en nuestro país.

PUBLICIDAD

En ese sentido, Villamayor afirmó que el Estado paraguayo tiene argumentos sólidos para recibir un fallo positivo por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Yo no sé por qué se parte de la base a que necesariamente vamos a ser condenados. Yo prefiero hacer todos los intentos y la demostración técnica; si hay que contratar más gente, que se contrate. Bajo la conducción de la Cancillería y de la Procuraduría, ellos son los que tienen la responsabilidad de llevar el proceso, pero que escuchen a todos los que tengan algo que decir técnicamente, porque en el argumento existen contradicciones insalvables”, argumentó.

En ese punto, explicó algunas de las incoherencias que considera necesarias resaltar. “Se dice que el Estado paraguayo no actuó, no se dice que Gamarra y Schémbori (los policías) fueron investigados, entonces si el Estado no actuó, ¿cómo fue que fueron procesados? Si fueron procesados quiere decir que sí actuó. Si no estoy de acuerdo con el resultado del proceso, tengo que apelarlo en las instancias locales. La Corte Interamericana de Derechos Humanos no es un Tribunal de Alzada”, enfatizó.

Al respecto, dijo que esta instancia internacional no puede cuestionar la decisión de la justicia local, porque eso no es parte del acuerdo, sino defender los derechos humanos; por ende, la resolución jurisdiccional debe ser respetada.

Otro punto que señaló hace referencia a la vivienda en Lambaré donde fueron encontrados Arrom y Martí en aquel entonces luego de ser supuestamente torturados por los policías Antonio Gamarra y José Schémbori.

“Es un lugar particular. Nadie ha demostrado que la Policía ha puesto ese lugar para que Gamarra y Schémbori vayan y los torturen ahí. Nadie llegó a la conclusión de que ese lugar estaba bajo jurisdicción del Estado, y respecto a lo que dice la defensa de que no hay monto, vuelven a mentir, porque sí hay monto”, insistió.

“Si yo, como profesional, para explicar mi posición tengo que mentir sistemáticamente es porque hay algo que estoy presentando mal. Si ellos han presentado algo mal, nuestro trabajo profesional, ahí hablo como abogado no como ministro, es revisar la presentación para demostrarle al Tribunal”, manifestó.

En ese contexto, hizo una hipotética presentación de cómo se debería actuar en la defensa en este caso frente al Tribunal que debe dar el fallo: “Fíjese usted, señor, acá dicen 'blanco', y es negro, acá dice nuevamente 'blanco' y vuelve a ser negro. Entonces, si ha mentido sistemáticamente, yo le pregunto a usted, tribunal, en qué fundaría usted su condena en mi contra, si todo lo que dice mi contraparte es falto de la verdad”, ejemplificó.

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD