Arrom: correos lo vinculan a miembro del EPP

En 2009, la Fiscalía había detenido a Carmen Villalba y hallado correos en los cuales la epepista discutía con Juan Arrom por el liderazgo de Patria Libre, recordó el fiscal Édgar Sánchez. El mismo huyó al Brasil un día antes de ser juzgado.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VFRFSHMHNVCGRKPXYUJSUWZMZI.jpg

El fiscal Édgar Sánchez recordó que en 2009, cuando se produjo la detención de Carmen Villalba, durante el allanamiento en Sanguina Cue, ciudad de Lima (San Pedro), se hallaron varios correos electrónicos entre los miembros del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo y Juan Arrom. En esos mensajes se comprueba la pelea interna existente por el liderazgo del partido Patria Libre.

“La pelea se da a distancia, cuando Arrom, estando ya fuera del país, porque quería seguir siendo el secretario general del Partido Patria Libre y Osmar Martínez reclamaba para sí el mismo cargo. Ahí se inicia una guerra interna entre ellos”, detalló el fiscal en contacto con ABC Cardinal esta mañana.

Asimismo, agregó que en ese operativo también se hallaron muchas pruebas en contra del EPP, como el "Manual del secuestro" y también se demostró que jueces y fiscales estaban siendo seguidos y controlados constantemente.

PUBLICIDAD

Cabe recordar que Arrom negó rotundamente conocer a Carmen Villalba y Alcides Oviedo, en sus declaraciones ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. 

El fiscal Sánchez era quien llevaba la causa en contra de Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán, por el secuestro de María Edith Bordón de Debernardi. Al respecto, destacó que los tres huyeron al Brasil apenas un día antes de que se lleve a cabo el juicio oral y unos días antes sus abogados defensores habían renunciado a la causa.

La fuga se produjo el 11 de agosto de 2003, meses después de que Arrom haya perdido las elecciones en que se candidató como senador. Asimismo, dijo que Colmán fue sindicado como uno de los cómplices que actuaron como “guardias” durante el secuestro de María Edith.

PUBLICIDAD

Por otra parte, aseveró que la Corte Suprema de Justicia insiste en que hasta hoy en día no se ha comprobado el hecho punible de tortura, porque para caratular como tortura se requiere que los perpetradores sean miembro del Estado y, hasta la fecha, no está comprobado que un solo funcionario público haya participado del supuesto secuestro. “Es imposible que se pueda sostener que el Estado paraguayo encubrió”, afirmó.

Finalmente, descartó que el entonces presidente Luis González Macchi haya sido nombrado en algún momento del juicio. “Es una mentira”, garantizó y rememoró que los que entre los acusados por Arrom y Martí estaban el exministro del Interior Julio César Fanego, el exministro de Justicia Silvio Ferreira y el excomandante de la Policía.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD