Asesinato cometido por cazadores furtivos

SAN JUAN NEPOMUCENO. Cazadores furtivos serían los responsables del asesinato del guardaparque Rumildo Toledo González, de 36 años, de la Reserva Privada Tapytá, administrada por la Fundación Moisés Bertoni.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/B7LL55IOYBDTHKN335G35WGKUQ.jpg

Otro compañero de Toledo resultó herido en la sien en el mismo episodio.Se trata de Artemio Villaba, que se encuentra en proceso de recuperación en la ciudad de Asunción. El ataque ocurrió pasado el mediodía de ayer, sábado, a orillas del arroyo Tajay, en el límite de los distritos de Tavaí y San Juan Nepomuceno.

El titular de la comisaría 21ª de la compañía San Carlos, jurisdicción de esta ciudad, el suboficial principal inspector Raúl Alonso, explicó que la investigación se encuentra en proceso y que en la fecha puede haber novedades.

PUBLICIDAD

Un tercer integrante del grupo de patrulla de guardaparques pudo escapar del ataque y pedir auxilio. Este habría divisado a dos hombres durante el enfrentamiento, pero no pudo reconocer a nadie.

El uniformado explicó que se presume que cazadores que ingresaron ilegalmente en la reserva Tapytã son los responsables del ataque y la muerte de uno de los guardabosques, quienes estaban realizando una verificación de rutina en la zona. Alonso dijo que en la Reserva Tapytã no se tiene problema de tala de madera.

La versión es que el grupo de guardaparques sorprendió a los cazadores furtivos, y habrían realizado disparos intimidatorios contra los intrusos, quienes respondieron con balazos. Por razones de procedimiento, el nombre del tercer integrante de los guardaparques no se revela, según datos policiales.

El caso se encuentra a cargo de la fiscala Gladys Jiménez, de San Juan Nepomuceno. Según los datos, sería el primer guardaparque asesinado en el lugar.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD