Celebración a patrona de Carapeguá con llamado a jóvenes

CARAPEGUA. El Obispo de la Diócesis de esta comunidad, Mons. Celestino Ocampo Gaona, celebró la santa misa en honor de la santa patrona Inmaculada Concepción de María, pidiendo sobre todo compromiso e involucrarse en política para cambiar la sociedad.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/UMRW34KV7VE6LK4YO5GNGOZOEE.jpg

Durante su homilía instó a los jóvenes a salir a gritar la injusticia y la corrupción y de ser partícipes de una política que busca el bien común, no de una politiquería que beneficia a un grupo minoritario de la sociedad y no a un gran sector sumergido en la pobreza e ignorancia.

Relató que la Virgen María es la mujer llena de gracia que representa la santidad a la que todos estamos llamados.

La Virgen María fue preservada del pecado porque estaba elegida para ser la madre de Jesús. Con el lema “Abrazarse en Cristo” esta noche un multitudinario acompañamiento de los fieles tuvo la santa patrona Inmaculada Concepción de María, que previa a la celebración de la santa misa recorrió en procesión por las principales calles de la ciudad.

PUBLICIDAD

Durante su homilía Mons. Ocampo Gaona se refiere a la Virgen María como una promesa de la redención que se da con el nacimiento de Jesús.

Agregó que la Virgen María fue obediente a los designios de Dios al responder "yo soy la servidora del Señor, que se haga en mí como has dicho".

Es momento de reflexionar sobre la juventud que por un lado nos alegra y nos llena de esperanza y por otro lado, es una masa poblacional que preocupa y quebranta porque existen los que se esmeran para salir adelante, se involucran en las actividades juveniles y ojalá que los jóvenes se involucren en el mundo de política en el buen sentido de la palabra que busca el bien común no la politiquería que solo beneficia a un grupo minoritario de la sociedad y mantiene en la pobreza e ignorancia a la gran mayoría.

Dijo que ojalá los jóvenes reaccionen pidiendo justicia y equidad y diciendo basta de corrupción e impunidad, basta ya de ostentación, de abusos y manipulaciones.

Refirió que se quieren jóvenes que sueñen un mundo mejor y que puedan vivenciar los valores cristianos, el amor, la paz, la justicia, la libertad. Que sean jóvenes que reclaman su oportunidad para incursionar en el mundo laboral.

Señaló que preocupan en la actualidad esos jóvenes que no trabajan, no estudian y que están metidos en el alcohol y las drogas, situación que los lleva a cometer hechos delictivos y en muchos casos van a la cárcel. Muchos de ellos sin procesos, sin juicios ni sentencias.

Señaló que la situación de los jóvenes que no estudian, ni trabajan y están metidos en las drogas es a consecuencia de los problemas de las familias que están en crisis, es ahí donde se quiere afianzar la Pastoral Familiar y Juvenil.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD