Cinco hombres imputados por violencia familiar

En total, cinco hombres fueron imputados a raíz de diversas investigaciones derivadas de denuncias realizadas por violencia familiar en Ciudad del Este, departamento de Alto Paraná.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2001

Cargando...

Se trata de Diosnel Ruiz Díaz Carísimo (31), Ángel Peña Alvarenga (36), Ever Zacarías Galeano (20), Valdecir Fogaca da Silva (33), de nacionalidad brasileña, y Fredy Raúl Cabrera Gayoso (25), todos imputados por la fiscala penal de turno de Ciudad del Este, Juliana Giménez Portillo, a raíz de investigaciones por denuncias de violencia familiar, según un informe del Ministerio Público.

De acuerdo a los antecedentes, Diosnel Carísimo habría golpeado a su concubina, embarazada de ocho meses, y como consecuencia la mujer sufrió traumatismo en la región abdominal y debió ser hospitalizada. El hecho ocurrió en el interior de un departamento del barrio Ciudad Nueva de esta ciudad.

Ángel Peña, el 3 de julio, habría citado en un motel a su esposa, con quien están en proceso de divorcio, donde empezaron a discutir. El hombre tomó la ropa de la mujer y la abandonó con el fin de humillarla. Una semana antes, la víctima ya sufrió golpes de puño y puntapiés por parte de su expareja. El diagnóstico fue que presentaba hematoma en la región externa del muslo derecho de aproximadamente diez centímetros.

En otro caso, Ever Zacarías presuntamente agredió a su exconcubina, de 20 años. El 29 de junio, la joven se encontraba en casa de una vecina en el barrio San Miguel, cuando este llegó con arma de fuego en mano, la golpeó y la obligó a salir del lugar. Sufrió golpes en la espalda, brazos y piernas.

En cuanto al brasilero Valdecir da Silva, habría golpeado a su concubina el pasado 30 de junio, al llegar en estado de ebriedad a la vivienda y exigió a su pareja que le prepare la cena, pero como no le gustó la comida, la maltrató física y verbalmente.

Fredy Cabrera, el quinto imputado, el 4 de julio se molestó con su concubina porque sus hijos comenzaron a llorar. Aparentemente, exigió a la mujer que hiciera callar a los niños y, al no conseguirlo, comenzó a propinarle golpes de puños y puntapiés. Para todos los investigados, la agente fiscal solicitó medidas alternativas a la prisión.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...