Cobró más de G. 12 millones por no salir de vacaciones

La directora de RR.HH. de la Contraloría, Gricelda Ramírez, cobró G. 12.500.000 por vacaciones no tomadas, práctica irregular y más común en el sector privado. Función Pública aclara que las vacaciones no se acumulan y solo se pagan en caso de despido.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/NEPXBB6ALVF55N22CJYAYHIRFQ.jpg

Según se desprende de la nómina de funcionarios y salarios de la Contraloría General de la República (CGR) de diciembre de 2018, la directora de Talento Humano de la institución, Gricelda Ramírez Avezada (41), cobró G. 12.513.334 por no hacer uso de su derecho a vacaciones. La funcionaria tiene una remuneración de G. 20.270.000 entre salario, gastos de representación y bonificación por responsabilidad.

Cotejando los pagos a los funcionarios de la Contraloría, entre diciembre de 2017 y enero de 2019 solo a Ramírez Avezada se le abonó una compensación por vacaciones no usufructuadas. Esta práctica no está contemplada en la ley y es una irregularidad mucho más común en el sector privado.

En el 2014, la Secretaria de la Función Pública (SFP) había emitido un circular para recalcar que la compensación en dinero de las vacaciones no tomadas solo se aplica en caso de despido o culminación de contrato. No existe otra posibilidad de pagar por no salir de vacaciones.

PUBLICIDAD

Aquí se puede leer leer el circular 21/2014 de la SFP

Igualmente, la titular de la SFP, Cristina Bogado, aclaró que la CGR no se rige por la Ley N° 1626/2000 de la Función Pública debido a una acción de inconstitucionalidad. No obstante, la norma establece que en lo concerniente a las vacaciones se tiene en cuenta las disposiciones del Código del Trabajo, que sí rige a la Contraloría. Es decir, en este asunto una misma normativa se aplica en los sectores públicos y privados.

La regla general es que las vacaciones no son acumulables y se tiene un plazo de seis meses para usarlas. La ley laboral contempla que excepcionalmente se pueden acumular hasta un máximo de dos años, de común acuerdo entre el empleador y el trabajador.

“No existe la figura de la compensación. Es irregular, porque los derechos del trabajador son irrenunciables. Puede posponer las vacaciones, agendar de común acuerdo, pero es irrenunciable”, explica el abogado laboralista Raúl Mongelós.

El día de ayer, al contactar con Gricelda Ramírez Avezada, le informamos que queríamos consultarle sobre la compensación en dinero de vacaciones no tomadas que cobró en diciembre pasado. Nos respondió que hoy nos atendería, pero al intentarlo esta mañana nos pidió que la entrevista sea presencial, no vía telefónica, en su oficina de la CGR.

Se limitó a afirmar que las operaciones están amparadas con las reglamentaciones vigentes y que éstas son de públicos conocimientos. Le dejamos en claro que estamos abiertos a escuchar y publicar su descargo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD