Condenado, pero en libertad

El Tribunal de Sentencia declaró culpable al senador Víctor Bogado por cobro indebido en el caso “niñera de oro”, con un año de cárcel, pero con suspensión de la condena. El senador fue absuelto por el delito de estafa y no irá a prisión.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/TVHOT6UIO5ETTCBGM2PPU5C5GQ.jpg

El Tribunal de Sentencia, integrado por los jueces Elio Ovelar, Juan C. Zárate (por la condena) y Víctor Medina (en disidencia), declaró culpable al senador Víctor Bogado por el delito de cobro indebido, con un año de prisión, pero con suspensión de la condena.

No obstante, Bogado fue absuelto por el delito más grave, el de estafa porque, según el Tribunal, “no hubo daño patrimonial” a la Itaipú. Con esta sentencia el senador no pisará la cárcel. Es la primera vez en la historia que un legislador paraguayo recibe una condena judicial.

PUBLICIDAD

Gabriela Quintana, la niñera de oro, también fue declarada culpable por cobro indebido y fue condenada a 1 año y 6 meses de pena privativa de libertad. Por otra parte, Miguel Pérez, exsecretario de la Cámara de Diputados, fue absuelto "por duda".

A salir de la sala, Bogado reiteró que a su parecer “se ha criminalizado la justicia” y “tengo la tranquilidad que por lo menos uno de los tres (jueces) fue objetivo e hizo prevalecer lo jurídico por sobre lo mediático y lo político”. 

“Fue una sentencia política, mediática. Lo que el Tribunal dice es apelable, todo el tiempo se sustentó en lo que dijo una testigo de oído (Celeste Amarilla)”.

Entretanto el fiscal René Fernández, quien investigó el caso junto a la fiscala Liliana Alcaraz, y quien había pedido cuatro años para Bogado y Quintana y un año y seis meses para Pérez, al término del juicio que duró dos semanas anunció que se encuentran estudiando una apelación de la condena, en diálogo con ABC Cardinal.

El senador Víctor Bogado fue imputado por la Fiscalía en 2013 al salir a la luz el caso de su niñera de oro, Gabriela Quintana quien era planillera en Cámara de Diputados y cuya contratación en Itaipú fue solicitada por el senador ejerciendo presión mediante su investidura.

Numerosos testigos declararon durante el juicio oral confirmando la doble remuneración que percibía Quintana en la hidroeléctrica y en Cámara de Diputados.

Otra declaración clave de la Fiscalía fue la de la diputada Celeste Amarilla, esposa del ingeniero Franklin Boccia, quien en ese entonces era el director de Itaipú.

Amarilla, viuda del exdirector de Itaipú, ratificó que Bogado llamó varias veces al día para pedir la contratación de Gabriela Quintana. “Ella ya cobraba en Diputados y, una vez en Itaipú, su padrino pidió que la recomisionaran”, mencionó en su testimonio.

Por su parte, Óscar Germán Latorre, abogado del senador, señaló que la contratación de Quintana fue responsabilidad de Franklin Boccia y pidió la absolución de su defendido.

El argumento fundamental de la defensa tanto de Bogado como de Quintana se basó en que la entidad binacional no se rige por la normativa de la Función Pública, por lo que no hubo ilícito alguno en su contratación.

Finalmente, Bogado fue encontrado culpable solo en el hecho de cobro indebido de honorarios y no en el de estafa. La pérdida de investidura como senador sólo podrá ser tratada luego de una sentencia firme por parte de la Corte Suprema de Justicia.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD