Defiende designación de Julio Velázquez en IPS

El vicepresidente de la República justificó el nombramiento del exsenador Julio Velázquez para el Consejo de Administración del IPS, pese a que este encabezó la sesión mau para el intento de enmienda. Dijo que “tiene muchos conocimientos médicos”.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/UA2ODCGAABAQVMI3LHYAPOTJRE.jpg

Al cuestionársele al vicepresidente Hugo Velázquez los motivos por los cuales el Ejecutivo designó al exsenador Julio Velázquez como miembro del Consejo Administrativo del Instituto de Previsión Social (IPS) –considerando que el exparlamentario fue quien se autoproclamó presidente del Congreso durante aquella sesión mau en la cual intentaron aprobar la enmienda constitucional para la reelección de Horacio Cartes– argumentó que el nombramiento nada tiene que ver con que Velázquez “haya sido operador de la enmienda”, sino que “más bien es una decisión política por haber acompañado a nuestra chapa presidencial”.

“Nosotros queremos contar con Julio Velázquez. Él fue ministro de Salud, es médico y se le lleva en el lugar donde creemos nosotros que nos va a ayudar. Tiene muchísimos conocimientos en el ámbito de la salud”, continuó justificando el vicepresidente.

Señaló que si se toma en cuenta solo la actitud a favor de la enmienda, “él pudo haber acompañado al equipo de Honor Colorado; sin embargo, acompañó al equipo ganador”, defendió Velázquez.

PUBLICIDAD

Recordó también que una de las promesas del Gobierno era que “las personas que ocuparían cargos tenían que tener el perfil” e insistió en que Julio Velázquez lo tiene.

Julio Velázquez, médico de profesión, fue ministro de Salud durante el gobierno de Nicanor Duarte Frutos, quien lo destituyó por hacer política partidaria desde la cartera de Salud.

En 2005, durante la administración de Julio Velázquez en el Ministerio de Salud, se descubrió que se había pagado por una inexistente escalera de emergencias para el entonces Centro de Emergencias Médicas. Según las denuncias, se pagaron G. 600 millones a la empresa Delta para construir una escalera que ni siquiera llegó a tener planos aprobados.

La escalera nunca se construyó, la empresa ya no estaba en el país para ese entonces y el dinero nunca se recuperó, según refieren los antecedentes.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD