Diputada Narváez niega ser morosa de Petropar

“Para mí es una sorpresa que existan clientes que le deban a la estatal porque a nosotros, en caso de no estar al día, no nos dan combustible”, dijo la diputada Jazmín Narváez, que negó adeudar siquiera un mes a Petropar. “Nunca usamos cheques”, comentó.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/YSTX5WDL3BGK5HF4X7YTDG3AJA.jpg

La legisladora se acercó a nuestra redacción con varias documentaciones de las dos estaciones de servicio de su padre para demostrar que no tiene cuenta alguna con Petropar, que les provee el combustible desde el 2015.

Para mí es una sorpresa que existan clientes que le deban a la estatal porque a nosotros, en caso de no estar al día, no nos bajaban (el combustible a los tanques). En el caso de que no esté mi padre o la administradora, teníamos que encontrar quién pague, de lo contrario, no nos van a liberar el combustible. Únicamente cuando le enviás la factura del pago del día a la Dirección del Combustible ellos liberan tu combustible”, refirió sobre su caso particular.

La diputada fue mencionada en una conversación telefónica supuestamente como “morosa” por Carlos Cañete, ex “asesor ad honorem” y hombre de confianza de Horacio Cartes en la petrolera estatal durante el gobierno anterior. Sin embargo los documentos presentados por Narváez certifican que las empresas de su familia utilizan el sistema de transferencias bancarias directas y no cheques diferidos.

PUBLICIDAD

“Nunca pagamos con cheques. Desde que empezamos a operar nos hemos manejado con transferencias que se hacen todos los días a las 8 de la mañana. Se abre el banco y nosotros enviamos a la cuenta que se tiene que depositar, que es Petróleos Paraguayos SA”, dijo exhibiendo los documentos.

La misma aclaró que las dos estaciones de servicio familiares fueron construidas en terrenos propios y no en predios de seccionales. Comentó que empezaron a operar en el rubro desde octubre de 2015, luego de que Petropar se mostrara interesado en instalar sus estaciones en terrenos bien ubicados. Reconoció que el contrato establece que la estatal provea los tanques subterráneos y las islas de expendio, pero que el operador invierte el resto, que en el caso de sus estaciones familiares ronda entre G. 1.300 millones a G. 1.500 millones.

Además remarcó que la estación que se encuentra sobre la Avda. Avelino Martínez trabajó al contado y la de San Antonio, a 30 días, hipotecando la propiedad. "La garantía es la propiedad”, dijo.

De esta manera la misma agregó que en su caso particular si se trabaja con una garantía real y no con cheques como hicieron algunos de sus correligionarios. “Nuestra garantía es la estación de servicio que tiene 1.240 metros cuadrados construidos. Solamente en terreno son 180.000 dólares, más la construcción y la plusvalía”, afirmó.

PUBLICIDAD

Cabe mencionar que las empresas ligadas a la legisladora no aparecen cuestionadas en los informes internos de Petropar como sí se menciona, por ejemplo, al del seccionalero Víctor Molas.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD