“El que ya es formal, paga más que antes”

“El nuevo impuesto no hará que más gente se formalice, sino que el que ya es formal, pague más que antes”, expresó el economista Manuel Ferreira. Comentó que con el Impuesto a Renta Empresarial (IRE), la tasa para empresarios sube del 14,5% al 17,2 %.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/5IUMW5LT4VG6JCG77FNPESCVXI.jpg

El especialista recordó que anteriormente había dos impuestos: el Impuesto a la Renta de las Actividades Agropecuarias (Iragro) y el Impuesto a la Renta Comercial, Industrial o de Servicios (Iracis). El Iracis pagaba 10% de renta personal, 10% de renta empresarial, más 5% por distribución de dividendos.

El 14,5% de esos dividendos se aplicaban un 50% para el Impuesto a la Renta Personal (IRP), que es 100% deducible.

Por otra parte, el Iragro es un impuesto que cobra hasta el momento el 10% de la tasa efectiva y no paga distribución de dividendos. Además, el contribuyente de Iragro no es contribuyente del IRP.

PUBLICIDAD

Con las modificaciones a la ley que se plantean en la reforma y la creación del Impuesto a la Renta Empresarial (IRE), según el especialista, lo que se está haciendo es unificar los impuestos.

“Ahora sería un solo impuesto, el IRE, y tendría una tasa del 10%, además de un impuesto nuevo a la distribución de dividendos, que sería básicamente un 8% de dividendos distribuidos. Si le aplicás la tasa directa el impuesto tiene una carga efectiva de 17,2%”, señaló Ferreira al tiempo de agregar que “para los sectores no agropecuarios de una tasa del 14,5% subió a 17,2%. Así vemos que hay un incremento del 20%”, afirmó el economista, en conversación con ABC Color.

Para los agricultores y ganaderos, el impuesto actual es 10%, más 8%, lo que nos da ahora una tasa efectiva de 17,2 %. “En este caso, hay un incremento efectivo del 72% para el sector agropecuario”, precisó Ferreira.

PUBLICIDAD

“Acá la tasa efectiva se esta subiendo de 14,5% a 17,2%, y en el caso del sector agropecuario se está subiendo del 10% al 17,2%. Esto no va a hacer que más gente se formalice, va a hacer que aquel que ya es formal, pague más que antes”, criticó.

Otro punto que el economista destacó en relación al Iragro, es que con la reforma “los dividendos recibidos por el propietario de la empresa no forman parte de la renta bruta del Impuesto a la Renta Personal”.

Con respecto a si se debería mejorar el conrol de gastos en el Estado antes de planear una reforma del impuesto, el especialista opinó que esto es cierto, y que por lo mismo hizo una propuesta de que se haga “un acuerdo stand by como se hizo en el año 2004, que nos permitió hacer muchas cosas en ese entonces. Así se generarían una serie de políticas públicas que habría que implementar, y permite hacer verdaderas transformaciones. Creo que puede ser extremadamente positivo, dijeron que se iva a evaluar esa posibilidad”, comentó.

Para Ferreira, no es muy factible que con la reforma planteada se eviten las trampas y las fugas de quienes no pagaban impuestos. “No creo que tenga un impacto tal como para incluir dentro del sistema a gente que estaba fuera. El que no paga impuestos de cero es el que no va a pagar nomás luego. No ayuda a formalizar, no hay ninguna reforma en el sistema de recaudación, no hay cambios en la administración tributaria. La única modificación es en el tributo”, aclaró Ferreira.

El economista recordó que el acuerdo del año 2004 sí hacía que la gente tuviera ganas de formalizarse “porque era una baja tasa, se bajó del 30% al 10% en ese entonces. Acá la tasa efectiva se esta subiendo, es de 14,5% a 17,2%. Y en el caso del sector agropecuario se está subiendo del 10% al 17,2%. Esto no va a hacer que más gente se formalice, va a hacer que aquel que ya es formal, pague más que antes”, puntualizó Manuel Ferreira.

Con respecto a que la nueva ley ataca al sector empresarial y no ataca a los contrabandistas ni las evasiones impositivas, el experto dijo que esto es obvio y que todos lo sabíamos “desde el día cero. No se va a generar más acercamiento al sistema a través de un cambio en el sistema de gravámen”, dijo.

Ahora lo que sí impacta para el especialista, es que hoy en el Irasis se cobra 10% de renta, 5% de distribución de dividendos y 5% del IRP nuevamente. “Ese 5% era 100% deducible y al ser así, muchísima gente deducía y no pagaba nada. Por tanto la tasa efectiva era 14,5% por eso había tan poca recaudación. Ahora lo que hicieron fue aumentar la tasa del impuesto a la renta de la distribución de dividendos al 8%, con lo cual eliminaron los dividendos como parte de la renta bruta de renta personal”, señaló Ferreira.

En este sentido, ejemplificó “si ganaste 1.000 millones en una empresa, se distribuyeron y esos 1.000 millones ya tenés libre. Ahora eso se aplica al impuesto a la renta personal que hoy, según el planteamiento, tiene dos vías, un impuesto a la renta como el que funciona hoy, donde van a entrar el tema del salario, pero no van a entrar los dividendos, y por otro lado tus gastos corrientes de familia por decirlo así. Otro impuesto a la renta que es de inversión, donde vas a meter compras de terrenos, por ejemplo, y acciones de empresas. Será un camino paralelo, una división del impuesto a la renta”, explicó.

El economista agregó que ahora se separó a los empresarios que cobran dividendos de la gente que factura y es asalariada.

“El que gana más es el que invierte, el que gana poco va a seguir teniendo un impuesto similar al que tenemos hoy”, por lo tanto, dijo el economista, termina siendo afectado el que más invierte y está en la formalidad.

En cuanto a la crítica que hace un sector sobre la falta de control de gastos antes de planificar una reforma presupuestaria, Ferreira explicó que el control de gastos es tan simple como “gastar menos en salarios en el Estado, modificar el sistema de compras de instituciones públicas, por ejemplo unificar el IPS y el Ministerio de Salud sus compras, etc”.

Pero sobre esto, dijo Ferreira, aún no se ha hablado. “El martes hay una reunión sobre eso. Los empresarios pidieron que se extienda el tiempo para presentar el proyecto. Ofrecieron incluso al ministro de Hacienda (Benigno López) acompañarle al parlamento para pedir un mes más de tiempo”, dijo Ferreira.

El ministro de Hacienda, Benigno López, confirmó esta semana que el proyecto de reforma tributaria será presentado al Congreso a fin de mes, aunque no se llegue a un consenso pleno en la Comisión Técnica Económica Tributaria (CTET), integrada por representantes del sector público y el sector privado. Para el miércoles o jueves de la próxima semana, se convocará a una reunión para tomar las decisiones que faltan y guardan relación a las tasas.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD