Empleados de Acepar están desesperados

Empleados de Acepar están desesperados porque no hay visos de que se reactive la fábrica a corto plazo. Acumulan deudas y viven prácticamente de la caridad de la gente. Tienen chicos que educar y alimentar, según el líder sindical Rubén Ferreira.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/3X77YJ6Y55BP5JVDOW56QZU37M.jpg

Una situación bastante difícil están pasando los 570 empleados que se quedaron sin fuente de ingresos tras el cierre de la siderúrgica Acepar en enero del año pasado. En junio último se arrendó la fábrica, pero se rescindió el contrato a fines de enero. No cobran salario desde hace seis meses.

Rubén Ferreira, secretario general del Sindicato de Trabajadores y Asociados de Acepar (Sitrasa), expresó que están viviendo prácticamente de la caridad de familiares y amigos porque tienen hijos pequeños a los que deben alimentar y enviar a la escuela. “Estamos sufriendo mucho, queremos que el administrador judicial José Luis Vinader se haga cargo del problema. Llevamos seis meses sin cobrar nada. Debemos por agua y electricidad”, expreso amargamente el sindicalista.

Mencionó que solamente dos empresas fueron a verificar la fábrica y no las once que Vinader afirmó que presentaron su carta de oferta. Además, solo quieren alquilarla con menos de la mitad de los funcionarios, unos 240, según dijo.

PUBLICIDAD

A mediados del año pasado, cuando los chinos tomaron el control, tuvieron esperanzas de reactivación de la fábrica, pero ahora les quedan pocas. “Parece que los chinos volvieron y están intentando firmar otro contrato de nuevo. Ellos gastaron como tres millones de dólares los meses que estuvieron y la verdad que si ahora están en condiciones de cumplir el compromiso nos gustaría que vuelvan a intentar”, añadió Ferreira.

Sitrasa aglutina a unos 270 empleados de la siderúrgica, según Ferreira.

En junio del año pasado Vinader firmó el contrato de arrendamiento de US$ 400.000 con la empresa china Henan Complant Mechanical & Electrical Equipament Group (HCME). A fines de enero de este año rescindió el contrato ante incumplimientos. El argumento es que era difícil el traslado de técnicos y remesas de dinero desde el país asiático debido a la falta de relación diplomática.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD