La encomienda que nunca llegó a destino

Una encomienda urgente fue despachada en el Correo Paraguayo hace más de un mes. Se trata de un documento dirigido a un compatriota paraguayo que padece cáncer y se encuentra gestionando un beneficio debido a su condición. Los papeles nunca llegaron.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1987

Cargando...

Roque Fernández despachó unos documentos y dos bombillas de alpaca el 23 de octubre pasado en un paquete dirigido a su hijo, Gustavo Fernández Gavilán, un compatriota residente en Barcelona, enfermo oncológico, que quedó sin poder caminar tras varias intervenciones quirúrgicas, a quien el gobierno español le requiere ciertos documentos para otorgarle un beneficio mensual debido a su condición.

Sin embargo, a más de un mes de que la solicitud de entrega de "Extrema Urgencia" haya ingresado a la Dirección Nacional de Correos Paraguayos (Dinacopa), el documento nunca llegó a su destino. Fernández aseguró en diálogo con ABC Color que el documento ni siquiera salió de Aduanas, teniendo en cuenta unas averiguaciones que realizó.

"Yo despaché el 23 y supuestamente salió el 26, pero no es cierto, porque yo llamé a Argentina y me dijeron que nunca llegó ahí y mi hijo se encargó de llamar a Alemania, por donde debió pasar el documento también y le dijeron que no recibieron nada", declaró. Todo esto además de las reiteradas denuncias realizadas a la oficina del Correo en su sede Asunción. "Todos los días me dicen lo mismo: que van a solucionar y que me van a indemnizar, pero la indemnización no importa, si no que llegue el documento", expresó.

Luego de reiterados intentos, desde el pasado viernes, periodistas de este medio lograron conversar con Ángel Pintos Balbuena, director de Dinacopa, quien aseguró que tomó conocimiento del caso recién este martes. Prometió que él mismo se encargará de solucionar el caso mañana miércoles.

Deslindó responsabilidades diciendo que fue la empresa aérea la que nunca entregó el paquete. "El procedimiento se siguió bien, en este caso no es el Correo Paraguayo el que debe pagar la indemnización si no que la compañía aérea", dijo. Agregó, sin embargo, que para este caso específico omitirán los engorrosos trámites para la indemnización y será el mismo el que se encargará de volver a gestionar los documentos y se asegurará de que la correspondencia llegue a destino.

Explicó que en este tipo de casos, las encomiendas en origen son depositadas en ventanilla y se paga la tarifa correspondiente. A partir de ahí se realiza una clasificación dependiendo del destino. "Le hacemos un seguimiento electrónico y en ese proceso se nos perdió el documento en cuestión", explicó.

Argumentó que son problemas que siempre surgen y que son varios los casos denunciados. "Son problemas que siempre pasan. Hay normativas internacionales para hacer reclamos que, de hecho lo hacemos en la compañía aérea e interviene incluso la Unión Postal Universal (UPU)".

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...